El lago San Roque continúa siendo el afluente principal donde se continúa con el programa de mitigación mediante monitoreas periódicos y distintas acciones. En esta oportunidad, desde la Dirección de Ambiente informaron que se colocaron camalotes en sectores del barrio Costa Azul.

Se trata de un “proyecto de biorremediación” llevado adelante por el Gobierno de la Ciudad a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano Ambiental y su Dirección de Ambiente, Ejido y Desarrollo Sustentable, mediante el cual se continúa abordando la problemática del Lago San Roque.

Camalotes en el sector de El Bajo y en el Puente de Piedra en barrio Costa Azul.(Foto: Municipalidad VCP).

Este miércoles, se colocaron camalotes (jacintos de agua) en la bahía de El Bajo y en el Puente de Piedra en el barrio Costa Azul. Se trata de plantas acuáticas que absorben el exceso de nutrientes del lago y compiten con las cianobacterias.

Cabe destacar que, según comunicaron, desde el Laboratorio de Monitoreo se detectan los puntos críticos donde ocurren floraciones y así poder emprender acciones de mitigación. Se logra a través de imágenes satelitales, observaciones in situ, y también mediante mediciones.

Por otra parte, estas acciones se complementan con el plan de forestación municipal, el cual ya lleva más de 700 árboles colocados en la ciudad, tanto en las costas, como en veredas, también espacios verdes y área protegida.

Extracción de cianobacterias en zona céntrica

Las cuadrillas de la Dirección de Ambiente también trabajaron este miércoles en la bahía del CEP, donde realizaron la extracción de cianobacterias en los puntos del embalse donde ocurren las floraciones de algas verde-azuladas.

Extracción mecánica de las cianobacterias en el lago San Roque.(Foto: Municipalidad VCP).

Para lograrlo, primero son contenidas con redes y luego se extraen mecánicamente con los camiones que provee la Provincia. Y esto sin dejar de mencionar que también sirven para retener la basura arrastrada por crecientes y así poder retirarlas del embalse.