Parece cuento, pero no lo es. Resulta que un sujeto quedó detenido luego de que admitiera haber sustraído un toallón de un local comercial junto a su cómplice, en la localidad de Bialet Massé.

Todo ocurrió al caer la tarde de este último feriado, puntualmente a las 20 horas, cuando personal policial es solicitado en un local comercial ubicado sobre la Ruta E-55, en donde "una mujer de 37 años manifiesta que mientras se encontraba en el negocio, ingresaron dos hombres y uno de ellos descuelga del frente del local, un toallón floreado y luego salen del lugar en un automóvil color blanco", detallan las fuentes policiales.

De inmediato, los efectivos tas revisar las cámaras de seguridad, se percatan de que el auto en cuestión se dirigía hacia la zona de la costanera.

Con las descripciones aportadas, "se procede al control de dos hombres, uno de 29 y otro de 18 años de edad, ambos con domicilio en la localidad de Saldan, y mientras se realizaba el control del vehículo, se observa el elemento sustraído, manifestando uno de ellos haber sido el autor del hecho", detalla la policía.

Sin mediar más palabras, y por el hurto del toallón, el hombre autoincriminado es aprehendido y trasladado hacia la dependencia local, quedando a disposición del magistrado interviniente.