Casi en el mediodía del domingo una mujer en estado de ebriedad quería subir a un colectivo a los gritos y fue aprehendida por la policía por infracción al Código de Convivencia Ciudadana.

Según el informe policial, mientras estaban de recorrida por la zona de la Terminal de Omnibus, observaron "a una femenina que quería subir a un colectivo interurbano, discutiendo con el chofer".

De inmediato se acercaron los funcionarios del orden y entrevistaron al chofer y a la pasajera. "El chofer manifestó que la mujer estaba alcoholizada. Y dicha mujer al ser entrevistada se la identifica con 24 años, y también que emanaba abundante halitosis alcohólica y que agredía verbalmente al personal policial provocando un escándalo en el lugar, por lo que se procedió a la aprehensión y a su posterior traslado a la Alcaidía local, quedando a disposición del magistrado interviniente".