Betiana Alvarado es la hermana de uno de los cinco policías imputados por "homicidio agravado", señalado como uno de los posibles autores del disparo que terminó con la vida de Joaquín Paredes, un joven de 14 años, tras una confusa y violenta gresca policial esta madrugada en Paso Viejo, una localidad del departamento de Cruz del Eje, por causas y con detalles que son materia de investigación a cargo de la Fiscal de Instrucción Fabiana Pochettino.

Betiana optó por manifestarse a través de un video grabado y difundido en las últimas horas: "Yo voy a hablar por la parte de mi familia. Mi hermano está acusado, está difamado por toda la gente de acá del pueblo, que fue el autor del hecho por la muerte de este joven, la muerte lamentable. Yo los entiendo pero también quiero que entiendan que atrás de Enzo hay una familia, que los policías son seres humanos, que todo cuesta llegar, nosotros venimos de una familia de muy escasos recursos y nadie tiene el derecho de juzgar ni decir si no estuvieron en ese momento", dice Betiana visiblemente conmovida.

Por el crimen de Joaquín Paredes, de sólo 14 años, detuvieron a cinco policías.

La mujer califica el reciente hecho fatal como "terrible y lamentable", y le pide a la comunidad que comprenda la situación que están viviendo. "Así como nosotros nos ponemos en el lugar de ese dolor terrible que está pasando esa familia, que también se pongan un poco en el lugar nuestro porque nadie busca que pase esto. No es un gatillo fácil esto", continuó.

Además, se refirió al contexto social que se vive en la región: "Todos saben las realidades de los pueblos, los intendentes comunales de estas localidades, tanto de las vecinas, saben muy bien cómo es este manejo, la droga que hay, la delincuencia que hay, que siempre son las mismas personas y los policías no pueden actuar", asegura la Alvarado, añadiendo que "se encuentran atados de mano porque las leyes no amparan", pidiendo que la gente pregunte "por los antecedentes de los chicos que estuvieron ahí", refiriéndose a los adolescentes que esta madrugada protagonizaron el enfrentamiento que culminó con un joven de 14 años muerto y dos chicos heridos y hospitalizados.

"Es fácil juzgar y decir (...) Pero ninguno de todos los que veo en las redes sociales ni en los medios, ninguno pienso yo que estuvo en ese momento. Yo también soy madre pero también hay que hacerse un poquito de culpa adentro y fijarse qué hacemos mal como padres y qué le estamos dejando a la sociedad", dijo Betiana Alvarado, hermana de uno de los cinco policías detenidos e imputados en Paso Viejo.

Foto de portada: captura / video.