Ipad Carlos Paz viajó a zonas afectadas por el paso de incendios en Punilla, y repartió alimentos comprados con donaciones aportadas por la gente.


Cientos de animales víctimas del paso voraz del fuego en recientes incendios forestales en diferentes sectores de Punilla, fueron asistidos por integrantes de la Protectora de Animales Desamparados de Villa Carlos Paz (Ipad), una institución local abocada de lleno a su cuidado y protección, y que gracias a la solidaridad espontánea de la gente, lograron comprar y repartir una muy buena cantidad de alimentos.

La iniciativa surgió como modo de ayudar a las diferentes especies que debido al paso de las llamas, muchos fueron soltados para que se salvaran, en tanto otros, aún se encuentran perdidos sin poder regresar al hábitat que los rodeaba hasta hace unos días atrás.

En una reciente publicación en sus redes sociales, Ipad Carlos Paz difundió las imágenes de un fin de semana concentrado en la entrega de todo lo recaudado y lo comprado gracias al aporte económico de diferentes personas y entidades locales.

Proteccionistas dejaron alimentos en lugares devastados por las llamas. (Foto: Facebook / Ipad Carlos Paz).

Según Lorena Calderón, vicepresidenta de la comisión de la protectora, nos aportó que el día elegido para llevar todo lo donado a Characato, Cañada Honda, Piedra Azul, y alrededores, y también a animales de Villa Parque Síquiman -otra localidad afectada por uno de los tres incendios intencionales registrados el caluroso miércoles 30 de septiembre- fue el pasado sábado 3 de octubre.

En primera instancia, a bordo de cinco camionetas con doce personas que viajaron hacia el norte punillense, y otros dos integrantes abordo de una sexta camioneta con 12 fardos y 4 balanceados equinos; 2 de maíz; y 5 para perros, hacia Parque Síquiman, un pueblo ubicado a unos 13 kilómetros de Villa Carlos Paz.

En cuanto a lo entregado en el norte de Punilla, Lorena nos detalló: “Llevamos 60 fardos (de alfalfa); 15 bolsas de balanceados equinos de 40 kilogramos; 15 bolsas de alimento balanceado para perros de 15 kilogramos; 5 bolsas de alimento para gato de 10 kilogramos; 5 bolsas de avena de 30 kilogramos; 5 bolsas de maíz de 30 kilogramos; 5 cajas de remedios; y varios kits“.

“El camino fue desolador, kilómetros y kilómetros de sólo tierra negra y arbustos hechos carbón. Y entre medio de las sierras, en las quebradas, familias que salvaron sus casas de milagro pero quedaron sin recursos para alimentar a sus animales”, dice parte de lo escrito en una reciente publicación en Facebook.

Y añadieron: “Fuimos dejando alimento en los lugares donde los encontrábamos buscando entre las cenizas algo de pastura (…) Duele ver así nuestras sierras, pero hay que seguir adelante por todo aquello que perdimos y por todos aquellos seres a los que no pudimos salvar, se los debemos, les debemos un mundo mejor“, completaron desde Ipad Carlos Paz.

Las imágenes se multiplican en redes sociales, reflejando no sólo la colaboración desinteresada de muchas personas, sino también, el labor y el genuino amor humano por parte de integrantes de la protectora local y por todos aquellos que seguramente también se sumaron a la causa. “¡Y una vez más, se hizo posible!”, destacan desde la protectora carlospacense.

Foto de portada: Facebook / Ipad Carlos Paz​.




Comentarios