Debido a la gran sequía que azota nuestra ciudad, se dejaron ver restos arqueológicos en las costas del lago San Roque. La investigadora Gisela Sario, en diálogo con Canal 2 de Carlos Paz Televisión, explicó que el hallazgo "fue fortuito", ya que un estudiante de antropología llamado Alejandro Mendoza, junto al guía turístico Mario Mora, iban frecuentemente a los márgenes del lago y se encontraron con lo que parecía ser un cráneo humano.

Inmediatamente los investigadores dieron aviso al Museo Numba Charava de Carlos Paz, quienes al día siguiente se acercaron al lugar. Allí constataron que efectivamente se trataba de restos humanos, que además eran prehispánicos, es decir, que tienen más de 500 años. También encontraron herramientas de piedra, cerámicas, morteros, entre otros.

El paso a seguir, fue dar a conocer a la Dirección de Patrimonio Cultural de la provincia, y a la fiscalía de Carlos Paz para que le aprobaran el rescate, que se realizó a la semana, ya que estuvieron que esperar a que el agua bajara aún más y poder retirarlos con todas las herramientas ideales para no dañar los restos.

Según los estudios, los esqueletos se identificaron como dos personas adultas, "no pudimos definir el género, la policía se encargó del traslado hacia Córdoba a una dependencia donde serán analizados para obtener más información" explicó Gisela.