"No puedo despedirme de ella, aunque sea con una mirada", dice Silvia quien pide una mayor reflexión ante los protocolos en cuanto a las internaciones en terapia intensiva.


En medio de la pandemia y de un aislamiento preventivo, en la actualidad, aplicado como “distanciamiento social” en toda la provincia de Córdoba en el marco de la pandemia por Covid-19, es que las historias se multiplican dando lugar a un sinfín de anécdotas y episodios que resultan inéditos, y algunos, hasta imprevistos y desafortunados.

Es el caso de Silvia Sosa, una mujer que pide la dejen ver a su madre, Norma Quigley, quien permanece internada en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) en un nosocomio privado de Villa Carlos Paz, y que ante un panorama desolador, es que su única hija implora por la posibilidad de que se modifiquen los protocolos actuales, para simplemente, poder despedirse de su mamá.

Mi mamá está en terapia intensiva hace una semana y media. Ella entró con un cuadro de insuficiencia cardíaca y respiratoria y se le ha complicado con otras cuestiones que no estaban diagnosticadas y se les presentó ahora”, cuenta Silvia en diálogo con Arriba Córdoba” por ElDoce.tv.

La mujer cuenta que su madre empeoró notablemente luego del inicio de la pandemia, explicando que “se sensibilizó mucho ante las noticias”, ya que permanecía un importante tiempo del día al tanto de las novedades que iban surgiendo y referidas al avance de la pandemia en nuestro país.

“Estaba muy preocupada por esto de la pandemia y empezó a empeorar”, agrega la mujer, quien además explica que acudieron a un sanatorio local en donde le dijeron que debían internarla en terapia intensiva.

Por otra parte, afirmó que “dieron negativos” los dos hisopados que le realizaron para detectar si padecía coronavirus. Por lo que se abocaron a asistirla en base a un cuadro que su hija califica como “bastante complejo”, y también, asegurando que está “conforme” con la atención médica.

Sin embargo, hay algo que la preocupa y también la angustia: “Entiendo perfectamente lo del protocolo y la reglamentación, soy muy respetuosa de eso porque entiendo la gravedad del Covid y del contagio, pero también me parece que estaría bueno que se reflexione, y en los sanatorios y hospitales prevean la forma de que los pacientes, sobre todo adultos mayores, puedan tener el contacto aunque sea visual con sus familiares“.

Y añadió: “La verdad que no la vi nunca. Seguramente está muy bien atendida pero uno necesita como familiar ver, soy su única hija, necesito verla, soy responsable de ella”, dice la mujer, quien además explicó que en las últimas horas, a su mamá no le dieron mayores esperanzas de vida.

Ante el panorama desalentador, Silvia se encuentra ante una cruel realidad: “No puedo despedirme de ella, aunque sea con una mirada”​, sentencia desolada durante la entrevista al medio cordobés.

Cabe destacar que según su relato, fue el propio Director del nosocomio quien le explicó que al estar alojada en terapia intensiva, “no se puede entrar, que hay una reglamentación a nivel nacional que no se permiten los familiares”, algo que si llegaran a incumplir, la clínica podría derivar en serias consecuencias.

La finalidad de su pedido, es que se replanteen los protocolos y las formas para proceder, particularmente en estos tipos de casos, temiendo lo peor para su madre e inmersa en políticas sanitarias que exceden de sus posibilidades de que se modifiquen de manera inmediata.

Foto de portada: captura de pantalla / video de ElDoce.tv.




Comentarios