Esta es la historia de Cristina Trobbiani, una mujer oriunda de Buenos Aires  que busca sus raíces en lo que ella recuerda, e incluso imagina, como un pueblo serrano tranquilo y de pocos habitantes.

Y decimos "imagina", porque si bien nos cuenta que habría nacido en Santa María de Punilla (una localidad ubicada a poco más de 28 kilómetros de Villa Carlos Paz y a menos de 4 kilómetros de la ciudad de Cosquín), lo cierto es que esta mujer que hoy ya tiene cerca de 47 años de vida, aún no tuvo la oportunidad de conocer ese pueblo que la habría visto nacer.

Búsqueda incansable de una historia que aún no puede cerrar. (Foto: gentileza Cristina Trobbiani).

"Actualmente vivo en Pablo Podestá del Partido de Tres de Febrero en Buenos Aires, y busco mis orígenes en Santa María de Punilla. Según lo que me supieron contar mis padres biológicos, una mujer me entregó cuando yo tenía como un añito. Me dijeron que le ofrecieron dinero pero que ella no había querido recibir nada", empieza contando Cristina Trobbiani en diálogo telefónico con VíaCarlosPaz, esperanzada de que alguien la ayude a saber un poco más de su historia.

Cristina de pequeña ya en Buenos Aires. (Foto: gentileza Cristina Trobbiani).

Resulta que según su relato, el cual se fue formando con una escueta historia contada de manera intermitente por su padres adoptivos, Lelio Trobbiani y Gloria Meloni, todo indica que ellos mismos se habrían ocupado de "tirar por la ventanilla del auto toda mi documentación mientras volvían conmigo hacia Buenos Aires", dice Cristina.

Cristina en brazos de su madrina María Nieves Caballero. (Foto: gentileza Cristina Trobbiani).

Lo cierto es que los datos que tiene son muy pocos, recuerda la mención de una casona vieja "tipo antigua y grande", en donde habría vivido sus progenitores biológicos. Que el contacto entre Buenos Aires y Santa María de Punilla lo había hecho una mujer llamada María Nieves Caballero, quien al parecer, supo de la situación de esta familia serrana, y sumado al hecho de que la pareja no podía tener hijos, fue la que finalmente los contactó.

Otra imagen ya en Buenos Aires. (Foto: gentileza Cristina Trobbiani).

"La señora Nieves fue mi madrina pero falleció cuando yo tenía dos años, y la verdad que nunca me pude contactar con ninguno de sus hijos. El tiempo pasó y mis padres si bien nunca me negaron la realidad, siempre fueron muy callados, contando lo justo y necesario. De hecho, mi mamá dice no recordar nada", continúa su relato.

Y añadió: "Si bien mis padres nunca me negaron mi situación, tampoco me dijeron mucho. Y a su vez, nunca me animé a investigar por temor a lo que ellos les pudiera pasar, porque entiendo que lo que hicieron no fue legal", dice la mujer quien además agrega que al nacer en 1973, cuando asistió a las Madres de Plaza de Mayo, le dijeron que atendían los posibles casos ocurridos a partir de 1974.

La pequeña Cristina a días de cumplir sus tres añitos. (Foto: gentileza Cristina Trobbiani).

Datos:

  • Habría nacido en Santa María de Punilla el
  • Su nombre de nacimiento dice que es
  • Los nombres de sus padres adoptivos:
  • No tiene nombres de sus padres biológicos
El pedido de Cristina por grupos de Facebook.

"Quiero conocer mi origen para poder cerrar un ciclo. A mis padres biológicos no les tengo rencor ni estoy enojada, simplemente quiero saber un poco de mi raíz. Y si creyeron que me dejaron en buenas manos, la verdad que la vida junto a mis padres adoptivos no fue nada fácil", confiesa Cristina Trobbiani desde el otro lado del teléfono en diálogo exclusivo con VíaCarlosPaz.

Para cualquier información, se podrán contactar a través de su cuenta de Facebook, Cristina Trobbiani.