Ocurrió durante el fin de semana, tras la denuncia de vecinos que alertaron la presencia de un grupo de jóvenes que habrían estado alcoholizados. 


Durante la mañana de el último domingo, la Policía local junto a personal de Seguridad Urbana, clausuraron una concurrida fiesta clandestina en el barrio Villa del Lago de esta ciudad.

El evento se llevaba a cabo desde la noche del sábado 20, con motivo de los festejos de rigor por el Día del Amigo, en donde una importante cantidad de adolescentes se reunieron hasta el amanecer.

Pero el festejo parece que no se dio con total tranquilidad, de hecho, fueron los propios vecinos de la zona quienes alertaron a la Policía por el exceso de ruido, vehículos en movimientos y jóvenes que se notaban visiblemente excedidos en alcohol.

De inmediato, los efectivos actuantes se hicieron presentes en el sitio indicado, quienes decidieron dar por terminada la fiesta.

Sin embargo, no todo culminó ahí, los policías también protagonizaron una persecución, cuando uno de los asistentes, no tuvo mejor idea que huir del sitio a bordo de un auto, siendo interceptado en las inmediaciones del Reloj Cucú, pasadas las 9 de la mañana del domingo y que además, habría dado positivo en el control de alcoholemia.




Comentarios