Al cumplir 30 años con la actuación, Piñón Fijo -el payaso más famoso de Córdoba- volvió a uno de los lugares donde dio origen a su personaje: El Paseo de los Artesanos de Carlos Paz.

Pero para conocer un poco más la historia de Fabián Gómez hay que remontarse al año 1989, cuando partió desde su casa de Deán Funes hacia Carlos Paz. "Yo mismo me hacía la ropa. Mi mamá también me ayudaba", explica.

Tras instalarse en la villa, Fabián alternó actuaciones en la ciudad y Córdoba. También hizo algunos veranos en la peatonal de Mina Clavero.

En esa época grababa los temas en cassetes, él mismo los vendía y distribuía sus tarjetas. "La calle era el contacto con las familias para que luego me contrataran para animar cumpleaños", recordó.

Fueron muchos años de artista callejero. Luego llegó la oportunidad de trabajar en Canal Doce de Córdoba. Y de allí dio el gran salto: tuvo un programa en Canal Trece de Buenos Aires. Con su arribo a Buenos Aires, Piñón Fijo se ganó merecidamente el cariño de su público.