El Ministerio de Agricultura, junto a las carteras nacionales de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, y Desarrollo Productivo, estableció que las salidas de carnes de los establecimientos de todo el país, destinadas a comercio minorista, sólo podrán hacerse en unidades resultantes del fraccionamiento de las medias reses en trozos cuyos pesos individuales no superarán los 32 kg. La medida se publicó en el Boletín Oficial y tendrá vigencia a partir del 1° de enero de 2022.

Según informaron desde la cartera agropecuaria, esta normativa representa mayores estándares de calidad y sanidad sobre los productos cárnicos, a la vez que favorece la transparencia comercial y presenta un avance hacia una mayor modernización de la cadena de distribución de carnes en medias reses. La resolución establece que la forma de fraccionar las medias reses debe contemplar los cortes tradicionales.

Foto: Orlando Pelichotti - Los AndesOrlando Pelichotti | Orlando Pelichotti

En paralelo, el Ministerio de Desarrollo Productivo propuso implementar programas de asistencia financiera para frigoríficos y faenadores. El objetivo es financiar las transformaciones que tendrán que implementar los frigoríficos para adaptarse a la normativa.

De esta manera, la descarga de productos cárnicos que superen los 32 kilos se deberá realizar con la asistencia de medios mecánicos adecuados. “La mecanización del sistema de carga es una decisión que repercute en favor de la salud y bienestar del trabajador”, señalaron desde Agricultura.