Condimentos adicionales como una pandemia mundial, sequía sudamericana, años de contracción económica e inflación local y mundial, son circunstancias que en un año electoral pone al gobierno en la necesidad de hacer algo.

Con la denominación DESACOPLE, se intenta convencer que Argentina podrá mantenerse aislada del mundo aplicando mecanismos de política económica tradicionales y conocidos, con resultados esperables.

La participación de la exportación en el total de negocio es histórica, estos niveles de participación son similares a los que llevaron al cierre de las exportaciones decretado por Néstor Carlos Kirchner el 9 de marzo de 2006, por 6 meses que se volvieron 10 años, recuperándose gracias al ingreso de China como destino de la carne vacuna argentina.

Esta fue la señal que hizo que el Consorcio ABC anticipándose y proponiendo un acuerdo al Gobierno.

IPCVA (Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina), en su publicación de los destinos de las exportaciones de carne vacuna argentina tiene como jugador principal a China, la pregunta que todos deberían estarse haciendo:

¿Es un buen negocio exportar a China?

Tomando la serie histórica de precios ofrecidos por los diferentes destinos de la carne vacuna argentina, vemos lo siguiente:

EUROPA, precios a la baja con tendencia que no se recupera, congestión por nuevos requisitos de seguridad sanitaria, bienestar animal y cambio climático.

CHINA, valor que tiene como piso los 3800 dólares, pero con tendencia estable y posibilidades de que mejore por focos de peste porcina africana, retiro del mercado de Australia y la India.

RESTO DE DESTINOS, valores constantes, competencia con otros oferentes del MERCOSUR.

Analizando la información compartida en resumen de noticias de ROSGAN, encontramos la paradoja argentina reflejada en la historia de los precios.

Frigorífico Logros, en Rio Segundo. Operarios llevan a cabo la faena, despostado y cortado de medias reses, cámara frigorífica, carne de exportación 22 abril 2021 foto Nicolas BravoNicolas Bravo

Evolución anual de las exportaciones de carne vacuna en los últimos 30 años, en base a datos de INDEC.

Las decisiones políticas tomadas en 2006 condicionaron la posibilidad de crecimiento del sector ganadero por buenos precios internacionales que hubieran permitido inversiones en el sector ganadero, el sector industrial y el circuito logístico, generando competitividad, empleo y desarrollo, esto no ocurrió por el cierre de exportaciones.

Si China ofrece bajo precio, que impulsa a los exportadores a avanzar en los volúmenes exportados hacia este destino.

Para este análisis utilizaremos los datos de los informes de indicadores de faena bovina mensuales publicados por la Secretaría de Ganadería Argentina, https://datos.agroindustria.gob.ar/dataset/indicadores-mensuales-sector-bovino, analizando los 4 primeros meses desde 2017 a 2021.

El perfil de materias primas que puede contar la industria ha variado en los últimos 5 años, la rápida rotación del capital, los impuestos y las tasas de interés elevadas llevaron al sistema productivo argentino a llegar a faena en menor plazo limitando la oferta de novillos materia prima esencial para poder proveer a Europa.

Por el contrario, los criadores ofrecen una cantidad constante de vacas, con picos estacionales de los ofrecimientos en otoño, un cambio de actitud del criador tradicional que busca mayor rotación del capital ante el incentivo de buenos precios por vacas refugo, mantiene la oferta de materia prima hacia China de manera constante.

Proteger el Negocio

Las DJEC (Declaraciones Juradas de Exportaciones de Carne) son parte de un proceso para poder limitar la cantidad de operadores que participan del negocio a China, donde la industria tradicional en principio tuvo reticencias para ingresar, luego de un gran trabajo de promoción del IPCVA, es un negocio que intentará dominar como oferentes únicos, hay que proteger el negocio.

Para proteger el negocio el Consorcio ABC hábilmente tomó la iniciativa de ofrecer un convenio de carne a precios promocionales, como contrapartida se pidió al gobierno que trabaje en mayor transparencia para los exportadores sin planta, como una manera de poder durante algunos meses ser los únicos oferentes hacia China, más cuando la oferta de materia prima aumentará en el mismo periodo.

Mientras los productores se debaten con ideas y discursos, “necesitan los dólares, no lo van a hacer o no se quieren meter con el campo”; el aumento de los precios internacionales de los granos y el FMI, serán la fuente de dólares para el gobierno argentino, seguir pensando del mismo modo es al menos ingenuo.

Señales del Sector Productivo Organizado

El ganadero argentino organizado está mostrando señales que van hacia el aumento de la producción, después de 10 años, el 27 % de los productores CREA dicen que aumentarán su stock ganadero y los precios por terneras especiales con destino para madres indican que todos esperan que luego de las elecciones se retome el camino.

En los últimos 6 meses hemos conocido al menos 16 proyectos de ganaderos que han decidido llevar su producto desde el campo al plato, apuntando tanto al consumo doméstico como al consumo internacional. Es momento para estar integrados, el que se enoja pierde, trabajando todos en el mismo sentido será la manera de limitar las acciones de un Gobierno que necesita un resultado electoral positivo y que está dispuesto a todo para intentar alcanzarlo.