Los europeos consideran aceptable que el contenido de una bolsa de este tipo permanezca fresco durante una semana. Sin embargo, los estadounidenses esperan que el contenido aún esté fresco después de dos semanas. Esto no dice nada sobre la calidad de las ensaladas. Significa que los científicos deben tener en cuenta estas diferencias regionales y los deseos asociados.

Para ello se usan instrumentos de medición específicos para monitorear los cambios de color, concentraciones de azúcares, ácidos y materia seca, la textura y la rigidez de las paredes celulares.

Se han logrado verdaderos avances en el mejoramiento de cultivos como la rúcula, algunas variedades de lechuga y la albahaca gracias a esta exhaustiva metodología de investigación.

Lo que hace que el fenómeno de la vida útil sea más interesante es que una buena genética puede desempeñar un papel importante en la mejora de la vida útil.

Gracias al conocimiento cada vez mayor de los genomas de las plantas y al avance de la tecnología de marcadores, los criadores y científicos pueden seleccionar nuevos cruces en busca de características de vida útil más rápidamente y en una etapa más temprana.

Esto hace que el proceso de cría y selección sea mucho más eficiente. También garantiza que se pueda ofrecer a los clientes un asesoramiento bien fundamentado sobre las variedades adecuadas, según sus deseos y opciones.

Rucula

A lo largo de los años, se han inventado muchas técnicas para mantener frescas las verduras de hoja cortadas durante el mayor tiempo posible. Desde bolsas con orificios para el aire fresco y drenaje de la humedad, hasta envases herméticos con oxígeno reducido para combatir la oxidación.