Cómo si fuese de película, en el momento del recuento nocturno otros reos acomodaron todo para que pareciera que los faltantes dormían. Se sospecha que habría complicidad de altos rangos de la policía de Pico Truncado.

Según información extraoficial en el recuento de anoche los efectivos policiales no se dieron cuenta de los masculinos faltantes por qué habían tenido la complicidad de otros reos para hacerse pasar como dormidos.

Los fugados son Antonio Mena, Franco Pereyra y Maximiliano Baro.

Los fugados

Maximiliano Adrián Baro Rondino es oriundo de Mendoza y está detenido desde 1998 por privación ilegítima de la libertad, lesiones graves y amenazas. En la Penitenciaría de Santa Cruz está internado desde 2007. Tiene 46 años y varios tatuajes en el cuerpo: una cruz en el pecho del lado del corazón, un tribal en el brazo izquierdo y una cruz en el hombre derecho.

Maximiliano Adrián Baro Rondino fugado de la penitenciaríaPolicía de Santa Cruz

Franco Pereyra Das Neves tiene 43 años y está detenido y procesado desde 2018 por el robo a través de un boquete al supermercado mayorista Diarco en El Calafate.

Franco Pereyra Das Neves fugado de la penitenciaríaPolicía de Santa Cruz

Antonio Bernabe Mena Davanzo tiene 45 años y responde al apodo de “Colo”. Es oriundo de Avellaneda, provincia de Buenos Aires, y consiguió su certificado de amolador dentro de la cárcel, donde se hizo un notorio corte en la rodilla izquierda. Mena mide 1,70, tiene la tez blanca, cabello corto, labios finos y mentón “fugitivo”, según la descripción judicial. Además tiene varios tatuajes que lo identifican. Tiene el dibujo de San la Muerte en el brazo y en el gemelo derecho, varios tatuajes de calaveras, en la pierna derecha tiene una imagen de la virgen y al Gauchito Gil en la espalda del lado derecho. Además en su abdomen se escribió “Marina”.

Antonio Bernabe Mena Davanzo fugado de la penitenciaríaPolicía de Santa Cruz

Habló el comisario

El comisario Jorge Matus, encargado de la Alcaidía de Pico Truncado, dijo que si bien se esta tratando de establecer el horario de la fuga podría ser entre el transcurso de la noche del lunes y la mañana de martes.

“Hay indicios de que han estado en el horario nocturno por la cena y la medicación”, dijo en declaraciones a Radio Sur.

De todas formas señaló que pedirán las imágenes de las cámaras de seguridad a la empresa encargada por lo que podrán determinar la hora y el modo en el que se fugaron.

“Hay una malla dañada que cubre el perímetro donde están los pabellones”, confirmó.

Matu pidió a los vecinos que no abran la puerta a extraños y que cualquier información para dar con los prófugos pueden comunicarse a los teléfonos 4995081/82/84.

Fuente: Truncado informa-La opinion austral