Desde el Consejo Provincial de Educación, se indicó que las instituciones de los distintos niveles y modalidades del sistema educativo en El Calafate preparan sus esquemas de presencialidad combinada, con incorporación escalonada y alternada. Este sistema comenzará a partir de la semana que inicia el 22 de junio.

La presidenta del CPE, María Cecilia Velázquez, mencionó que directivos de nivel están trabajando los marcos generales con los supervisores, para retomar la modalidad combinada y alternada (presencialidad administrada), respetando los protocolos y los marcos de circulación en la villa turística.

Cecilia Velazquez titular del CPE en Santa Cruz

Tras la vacunación del personal docente y no docente de la localidad, se está trabajando con todas las familias y con cada una de las instituciones educativas las características de la organización del retorno a las aulas.

Situación epidemiológica

En este sentido, se considera el regreso a la presencialidad teniendo en cuenta que si las condiciones se mantienen como hasta ahora, es viable dar este paso tanto en las instituciones educativas de El Calafate, como en las de otras localidades sin transmisión comunitaria.

El último informe de casos en la villa turística, indica que durante la jornada de domingo no tuvo nuevos casos positivos, y en cuanto a casos activos sólo hay 34.

Velázquez manifestó que lo importante es priorizar el regreso de “los más pequeños y los que están por egresar”. Al tiempo que, manifestó que el programa organizado permitirá alternar las clases presenciales con todos los grados y años de los distintos niveles y modalidades, de gestión estatal pública y privada.

La modalidad de clases presenciales será alternada.Jose Gutierrez | Los Andes

Modalidad

Sobre la modalidad administrada, expresó que será de cuatro días a la semana con un día para realizar la sanitización y profundizar el protocolo vinculado a la higiene y limpieza de cada institución. Dentro de la jornada de clase, también se trabajará los mismos procedimientos para asegurar la interacción libre de Covid-19, durante las horas de presencialidad.

Con respecto a la presencialidad, expresó: “Siempre estamos hablando de burbujas, de todos los protocolos, y la extensión de tiempo tiene que ver con la ocupación de los espacios en los edificios; tratamos de que abarque las cuatro horas, más el intermedio entre que sale una burbuja e ingresa otra; hay algunas especificidades que las vamos a ir trabajando en particular con cada edificio considerando sus características”.

“Va a ser muy importante que podamos respetar esto, que los chicos y las chicas puedan sostener mucho de esas burbujas en la interacción, porque la escuela va a cuidar esas variables; pero si nosotros ponemos a circular una cantidad importante de personas y no podemos respetarlas en el afuera del sistema de la escuela, va a ser difícil”, la idea es que esta organización se pueda “sostener en el tiempo”, concluyó.