Después de varias horas de trabajo de Bomberos pudo controlar el incendio de campos de este martes.


Para prevención personal de YPF siguió trabajando en los sectores donde quedaron brasas y evitar que nuevamente el fuego se propague.

El incendio de campos se originó a mediodía del martes en el límite de dos áreas explotadas por YPF, denominadas Cañadón León.

Según confirmó el comisario Eduardo Jurado, jefe de la Zona 2 de la División Bomberos de la Policía de Santa Cruz, la causa fue la caída de una palma y un cable de energía de alta tensión inicio el fuego, El fuego arrasó por más de 12 horas una ancha franja de vegetación de bosques de poca altura de casi 12 kilómetros de extensión, dejó gran mortandad de fauna autóctona  y no se reportaron daños en locaciones petroleras y sin heridos.

El alto oficial dijo que solamente había quedado en la zona hasta avanzada la madrugada un autobomba con su dotación a modo de “guardia de cenizas” para detectar y extinguir pequeños focos que pudieran activarse por las brasas incandescentes de la vegetación autóctona.

También hizo saber que las lenguas del fuego, favorecidas por la intensidad del viento, la escasa humedad y altas temperaturas que oscilaron en los 37 grados centígrados, avanzaron unos 12 kilómetros en dirección al sur, quedando a 400 metros de la estancia “Bahía Lángara” de la familia Montoya.

Por ese motivo, al momento de la situación de emergencia, dispuso que una de las autobombas quedara de guardia por algunas horas en ese establecimiento para proteger las instalaciones.

En tanto, otras unidades colaboraron con la extinción del fuego, junto a personal de las operadoras de yacimiento YPF y Sinopec que, junto al de sus empresas contratistas, aportaron una gran logística de máquinas viales para realizar cortafuegos y camiones cisterna para el transporte de agua.

Respecto de los protocolos de seguridad que se siguen para incendios de campos donde hay explotaciones petroleras, dijo que las mismas cuentan con personal de vigilancia que recorre las zonas. Esta alerta inmediatamente a sus bases de operaciones y desde allí se retransmite el mensaje a unidades de bomberos.

“Con los informes que se nos reportan, evaluamos rápidamente cada caso e incluso contamos con el apoyo de comisarías que acuden a la zona para evaluar la situación, en tanto se envían autobombas”, precisó.






Comentarios