Noah y Nahuel perdieron todas sus pertenencias en un incendio y el 8 de diciembre en el tradicional encendido del arbolito le dejaron una carta a Papa Noel y al Intendente.

Tras algunos días de búsqueda de los chicos autores de la carta, este mediodía, fueron recibidos en su despacho por el Intendente Guillermo Mercado, quien les entregó un nuevo árbol de Navidad para que puedan armarlo en su casa y renovar las esperanzas de volver a su propio hogar.

El Ejecutivo se comprometió con los niños a realizar todo lo necesario para reparar su casa y que pronto puedan volver a vivir allí.