En cuanto a la medida adoptada por Nación y posteriormente refrendada por el Gobierno de Santa Cruz a través de un nuevo decreto, desde el Ministerio de Salud de la provincia, se determinó que algunas localidades de la provincia, salgan del ASPO. Se trata de las localidades de Río Gallegos y El Calafate. “Anteriormente estuvieron incluidas en ASPO pero que actualmente pasan a estar dentro del Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio o DISPO. En el caso de estas dos localidades estamos hablando que son DISPO con restricciones porque básicamente la cuestión epidemiológica, si bien presenta una leve mejoría, la circulación comunitaria del virus sigue existiendo y el estrés del sistema de salud está sobrecargado”, subrayó el ministro Claudio García.

Ministro de Salud de Santa Cruz, Dr. Claudio García.Gobierno Santa Cruz

“Nosotros lo que queremos plantear puntualmente es que si bien la situación epidemiológica ha cambiado y existe una leve mejoría en el sistema en cuanto a la cantidad de casos y también en relación a los porcentajes de internación, los cuidados no deben ser dejados de lado. Tenemos que estar como siempre, muy atentos a todas las circunstancias e indicaciones que se vienen dando desde el Estado Provincial, y cumplir las medidas de bioseguridad como cuando estaban en Aislamiento porque si bien la situación presenta una leve mejoría, las posibilidad de empeorar pueden darse”, explicó. A su vez, expresó que se viene trabajando fuertemente todos estos días, de tal modo que a fin de año en la provincia de Santa Cruz se tenga la menor tasa de contagios posibles y de alguna manera se pueda tener alguna interacción con la familia para las fiestas.

“Trabajar fuertemente en esta instancia,  es actuar preventivamente para que no tengamos mayores brotes y cantidad de contagios, y un sistema de salud estresado como el que tenemos en la actualidad”, recalcó.

Fiestas de fin de año

En ese contexto, sostuvo que si bien las localidades de Río Gallegos y El Calafate salieron del ASPO, se deben extremar los cuidados, las cuestiones de tipo preventiva, cumplir el distanciamiento como corresponde, y evitar las reuniones sociales con grandes cantidades de personas y las reuniones familiares que pueden ser un foco de contagios porque la idea es ir preparándonos para fin de año. “Si los indicadores epidemiológicos lo permiten se podrían tomar ciertas decisiones en lo que se refiere a la posibilidad de poder juntarnos en Navidad o Año Nuevo, siempre cumpliendo ciertos requisitos y condicionamientos que se impulsaran desde el Área de Salud”, resaltó.