En medio de las pericias de la causa del asesinato de Fabián Gutiérrez, la llegada de un sobre roto conteniendo su celular hizo que los abogados defensores de los imputados pongan en duda la investigación. El celular de la víctima fue enviado a Buenos Aires para un peritaje pero el sobre estaba abierto y creen que el teléfono fue manipulado luego del crimen.

Denuncian la manipulación del celular de Fabián Gutiérrez.

El aparato había sido enviado a Buenos Aires para que las pericias las realizara Gendarmería Nacional junto a los de los imputados. Los abogados defensores calificaron este hecho como "muy grave".

"El sobre en el que iba el celular fue enviado por Correo Argentino en una caja, sin seguridad. Es una cosa de locos, nunca vi eso. Fue abierto con una navaja o algo similar", indicaron.

Esta irregularidad estaría plasmada en un acta de Gendarmería que se realizó el miércoles y que firmó la abogada Sabrina Mansilla, socia de Carlos Telleldín, quien defiende al principal acusado, Facundo Zaeta.

Juzgado de El Calafate. Interviene en la causa el juez Narvarte.

El teléfono de Gutiérrez (un Iphone negro con carcasa roja) fue encontrado por los investigadores en una casa abandonada de El Calafate horas antes de que apareciera el cuerpo. De inmediato quedó secuestrado en el Juzgado.

Sin embargo, en las 24 horas posteriores al hallazgo el aparato se habría mantenido encendido y también se podría haber borrado información de la "nube" (iCloud), según publicó Opi Santa Cruz en base a documentos de la causa a los que tuvo acceso.

Fuentes consultadas por el mismo medio explicaron que cuando se secuestra un teléfono móvil, por protocolo se debe retirar el chip y bajo acta proceder a sellar la prueba con el objetivo de que permanezca inalterable para las posteriores pericias.

Facundo Zaeta, principal imputado en el asesinato de Fabián Gutiérrez.

Otro de los abogados de Facundo Zaeta, Carlos Muriete, dijo que "si alguien accedió al teléfono, quiere decir que la prueba en custodia fue violada y eso da lugar a cualquier tipo de especulación que ahora debemos investigar para saber dónde está el responsable".

Ante esta situación, la defensa podría pedir que se anulen las pericias que envíe Gendarmería desde Buenos Aires. Tampoco se descarta una denuncia contra el juez Carlos Narvarte por las presuntas irregularidades en la custodia del equipo dentro de su juzgado.

Al respecto, luego de la jornada de pericias, el juez Narvarte fue consultado respecto de los teléfonos celulares, y manifestó que "no me consta nada de eso en el expediente, si me llega algo de eso tendré que ver cuál fue el motivo".