Luego de que la Justicia porteña le diera el visto bueno a la continuidad de las clases presenciales en la Ciudad, este lunes se las escuelas abrieron con los protocolos vigentes. En cuanto a la cantidad de chicos que asistieron, se estima que lo hizo un 60%. Consideran que la hora en que se dio a conocer la resolución –este domingo, por la noche- fue el causante del ausentismo.

//Mirá también: Rodríguez Larreta ratificó que este lunes “hay clases presenciales” en la Ciudad

Los niños y niñas ingresaron a las aulas acompañados por una orquesta de aplausos y algunos bocinazos de quienes pasaban por la puerta de ORT Montañeses. Roxana Piloti, mamá de una nena de segundo grado, dijo: “Me sorprendió el fallo, pero los padres tenemos que seguir movilizándonos para que se sostenga. Esto es una pelea política que va en desmedro de los chicos”.

A su vez, Eugenia Chodos, mamá de un ex alumno que ahora es universitario, se acercó a una escuela cercana a su hogar para apoyar la decisión de la Cámara de Apelaciones. “Este aplauso es a favor de la educación. No hay posibilidad de que se cancele. No es lo mismo presencialidad que virtualidad”, subrayó.

Por su lado, Florencia Yedid, asegura: “Para mi pequeña la vuelta al aula fue todo alegría”. Y agregó: “Creo que es un antes y un después. Los padres organizados no queremos un año más sin presencialidad. Para mi hija su primer año por zoom fue destructivo y frustrante”.

Gabriela Sansovic, mamá de dos hijos, también se mostró aliviada: “Por más que los chicos hoy tengan clases presenciales, se mantiene la incertidumbre de no saber qué va a pasar después. No quiero revivir el trauma del año pasado”. En su caso, el colegio les envió un mail a las 22 h del domingo para informarles que de la restitución de la presencialidad.

Tensión entre Ciudad y Nación

El DNU de Alberto Fernández terminó con la escasa relación que había con Horacio Rodríguez Larreta, quien se oponía al cierre de las escuelas. El jefe de Gobierno presentó un amparo ante la Corte Suprema, sin embargo, las clases presenciales fueron habilitadas por la Sala IV Cámara de Apelaciones porteña.

Ante la decisión, los gremios docentes salieron a responder, anunciando un paro de 24 horas en contra del fallo judicial. UTE Ctera, Ademys y los privados de Sadop reclaman que se cumpla el cierre de las escuelas que había sido decretado.

“Estar en el aula con sus docentes hace la diferencia”, dijo la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, aunque reconoció este lunes sería “dispar”.

Lo que se determinó

Mientras la Corte Suprema toma cartas en el asunto, la Sala IV de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo ordenó que las clases deben continuar de manera presencial.

Los jueces que avalaron la decisión fueron Marcelo López Alfonsín, Nieves Macchiavelli y Laura Perugini. Cabe mencionar que Macchiavelli es la hermana de Eduardo, secretario de Ambiente porteño y armador político de Rodríguez Larreta.

Aplausos en los colegios de la Ciudad (Foto: Federico López Claro)

La orden dictó que “en el marco de su autonomía y competencias propias disponga la continuidad de la presencialidad de las clases en el ámbito del territorio de la Ciudad de Buenos Aires”. Y agregaron que la Ciudad cuenta con con “potestades exclusivas para organizar el sistema educativo en su jurisdicción y que en caso de omitir ese mandato constitucional peligra el goce de su propia autonomía”.

Los tres firmantes revocaron la decisión de su colega, Marcelo Segón, quien había rechazado un amparo presentado por un grupo de padres que pedía que se mantuvieran las clases presenciales.

Qué determinaron en la Ciudad

Luego del fallo, Horario Rodríguez Larreta anunció que continuará la presencialidad de toda la educación obligatoria, es decir en nivel inicial, primaria y secundaria. Por su parte, la educación no obligatoria (terciarias y Centros de Formación Profesional), seguirán funcionando de manera virtual.

Ante este contexto, se dispuso un operativo en conjunto destinado a cuidar los entornos e ingresos a las escuelas, evitar aglomeraciones y mejorar la movilidad. Aquellos establecimientos que tengan más movimiento contarán con concientizadores del GCBA en el ingreso y egreso, que ayudarán a los familiares a la organización en las puertas de las escuelas.

Los ingresos serán escalonados, siempre en función de los protocolos que garantizan el cuidado de los chicos y el personal. Además, se reforzará priorizar el rango horario de 7.30 a 9.30 para el movimiento escolar, antes de la apertura de locales no esenciales, que es a partir de las 10.

Desde el otro lado

El presidente de la Nación calificó la decisión judicial como un “estrago jurídico”, y en el entorno del Gobierno hablaban de “un claro caso de Forum Shopping”.

“Utilizar políticamente al Poder Judicial es una especialidad del macrismo, pero esta vez han ido demasiado lejos”, escribió el ministro de Justicia, Martín Soria.

Como fue mencionado, los gremios UTE Ctera, Ademys y los privados de Sadop anunciaron medidas de fuerza para este lunes. Los dos primeros comunicaron que no volverán a la presencialidad y acusaron a Rodríguez Larreta, de “priorizar su carrera electoral y el marketing político por sobre el cuidado y la vida de todxs lxs porteñxs”. Más tarde, se plegaron a la medida los docentes privados agrupados en Sadop.

“Tanto desde ATE Capital como de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) insistimos y actuamos ante la justicia para que los y las trabajadoras esenciales tengan elementos de protección, realizamos revisión de cumplimiento de protocolos y se realice una inmunización total con el plan de vacunación”, dice parte del texto publicado por el sindicato.

//Mirá también: Alberto Fernández tildó de “estrago jurídico” al fallo que habilita las clases

Y continúa. “Lejos estamos de lograr los mínimos objetivos para que la comunidad educativa y el resto de las familias queden protegidas de un virus sin precedentes y que ya ha costado la vida de más de 50 mil argentinos”.

Ademys instó a sus afiliados a no ir a las escuelas y convocó a una asamblea para este lunes a las 18 h.

Desde la filial porteña de Sadop, los docentes privados bregaron por la #ContinuidadPedagógicaVirtual, según el hashtag con el acompañaron el flyer que subieron a Twitter. “Queremos cuidar el DNU que nos cuida a todxs”, postearon en redes.

Los abrazos, en la Provincia

En la Ciudad de Buenos Aires estaban pautados una serie de abrazos simbólicos a las escuelas, en caso de que no se dictara el regreso a las clases presenciales. Finalmente, con el fallo a favor, los abrazos quedaron en la Provincia.

La convocatoria comenzó a las 8 de la mañana en los ingresos de colegios en San Isidro, Vicente López, Bernal, Quilmes y La Plata, entre otros municipios.

Además, un colegio de las afueras de La Plata, el Esseri, había anunciado la presentación de un recurso de amparo, tras lo cual se sumaron otros colegios. La iniciativa se difundió en diferentes distritos del Conurbano, donde el gobernador Axel Kicillof apoyó el decreto presidencial y avisó que habrá sanciones para aquellas instituciones que incumplan con el cierre.