El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, dejó al descubierto sus aspiraciones presidenciales al exponer este jueves en la 18° edición del Consejo de las Américas, donde propuso extender al resto del país el modelo implementado en la Ciudad de Buenos Aires y afirmó: “Estoy para hacer mi aporte a una Argentina distinta”.

“La pandemia nos mostró que cuando los argentinos trabajamos juntos podemos superar cualquier desafío. Tenemos que llevar este aprendizaje a la política. Nunca vamos a resolver los problemas que tenemos si seguimos alimentando la grieta. Las necesidades de la gente tienen que estar por encima de la grieta”, aseguró Larreta.

En el evento virtual, el mandatario porteño sostuvo que “Argentina sigue enfrentando las mismas frustraciones que hace 50 años: la inflación, la inestabilidad económica, la pobreza, el deterioro educativo, el cambio permanente de las reglas del juego, la ausencia de un verdadero federalismo, las constantes divisiones y peleas que limitan nuestras oportunidades de desarrollo”.

“Estos problemas no se resuelven con más grieta”, insistió, y agregó que “para salir adelante, Argentina necesita un plan de largo plazo serio y consensuado por las fuerzas políticas”.

Larreta explicó que ese plan a futuro debe asentarse sobre tres pilares, de los cuales el primero es la educación, que “hoy está en jaque en todo el país”. “Es la herramienta más poderosa que tenemos para transformar la realidad”, subrayó, y destacó la lucha de padres que reclamaron que las escuelas permanecieran abiertas durante la pandemia.

En segundo lugar, el jefe de Gobierno porteño mencionó el trabajo. “Hoy en Argentina cuesta conseguir trabajo, y a los que quieren invertir para generar trabajo se les ponen palos en la rueda. Por eso hay empresas que se están yendo”, lamentó.

En tercer término, llamó a “construir un Estado inteligente y facilitador que genere incentivos y facilite oportunidades”, en “un trabajo conjunto entre el sector público y el privado. “En lugar de ayudar, el Estado obstaculizó e impidió”, analizó, y propuso bajar impuestos e invertir en infraestructura para atraer inversiones privadas.

Larreta enfatizó que esos tres pilares deben estar basados en “la transparencia y respeto a la ley”, a través de “instituciones sólidas y honestas”. “En Juntos por el Cambio estamos comprometidos a defender este camino y estos valores”, afirmó.

Por último, señaló que “estas reformas no se pueden ganar por un voto en el Congreso; hay que consensuarlas con mayorías más amplias y sobre todo con amplio apoyo en la sociedad”. “Estoy para hacer mi aporte a una Argentina distinta”, concluyó.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.