La ciudad de Buenos Aires reanudará a partir de agosto y en forma gradual la presencialidad total en las escuelas, en base a un esquema escalonado elaborado por el Gobierno porteño. Los alumnos de colegios secundarios serán los primeros en volver a las aulas en burbujas que abarcarán a la clase completa.

//Mirá también: Policía de la Ciudad desbarató dos fiestas clandestinas y clausuró tres bares

Horacio Rodríguez Larreta lo anunció hoy en una conferencia de prensa detallando que el plan de regreso a los colegios se irá implementando entre el 4 y el 31 de agosto próximo, después del receso escolar por las vacaciones de invierno y en forma escalonada en los distintos niveles educativos.

Queremos ir por más para que los chicos estén más horas en las escuelas”, expresó el alcalde porteño y explicó que su decisión de ampliar la presencialidad luego del receso de invierno se apoya en el “bienestar emocional” de los estudiantes y en la necesidad de combatir la “deserción” escolar.

Se espera presencialidad total para el segundo semestre de clases.

También comentó que constataron que “no hubo mayor aumento de contagios (de coronavirus) en las escuelas que en el resto de la ciudad” en el transcurso del segundo año de pandemia.

De acuerdo con el diseño del Gobierno porteño, a partir del 4 de agosto volverán a su “rutina habitual” los alumnos de los años 4to y 5to del secundario y los 5to y 6to de las escuelas técnicas.

A partir del 9 de agosto se sumará el resto de los estudiantes secundarios (1ro, 2do y 3er año).Todos ellos asistirán a las escuelas en un formato de burbuja, que a partir de ese momento incluirá al total de los integrantes de la clase.

Si con el correr de esos días de agosto “la situación sanitaria lo permite”, a partir del 17 volverán “todos los alumnos primarios”, al igual que la educación especial, las escuelas de adultos y los centros de formación, indicó Rodríguez Larreta.

//Mirá también: Salió la nueva recategorización del monotributo y amplían la fecha de pago

Dos semanas después, el 31 de agosto, será el turno de los niños y niñas del nivel inicial, siempre que las condiciones epidemiológicas no hayan cambiado, aclaró el jefe comunal.

”Son unos 700 mil chicos que vuelven a su régimen habitual”, celebró Rodríguez Larreta, quien apuntó que, de esta forma, “la asistencia a clases vuelve a ser obligatoria”, excepto para aquellos que hayan acreditado tener factores de riesgo.

El jefe de gobierno estuvo acompañado por Felipe Miguel (jefe de Gabinete porteño), Soledad Acuña (ministra de Educación porteña) y Fernán Quirós (ministro de Salud porteño).

Reafirmó que para su gestión “la presencialidad es la regla y la virtualidad es la excepción” y reiteró que, en lo que va de la pandemia de Covid-19, “la falta de presencialidad tuvo efectos complicados para los chicos en términos emocionales, con (casos de) ansiedad y angustia”.

Con información de Télam