Este miércoles habrá paro de subte de la Línea C en las primeras horas de la tarde

La línea C estará interrumpida una hora este miércoles. Foto: DyN.
La línea C estará interrumpida una hora este miércoles. Foto: DyN.

Los delegados reclaman reducción de la jornada laboral semanal, entre otras cuestiones. También habrá apertura de molinetes.

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP - Metrodelegados) anunció que este miércoles 23 de noviembre realizará un paro del servicio de la Línea C durante las 14 y las 15 horas.

Por un reclamo gremial no se prestará servicio de la Línea C en horas de la tarde. Foto: Gentileza NBC News.
Por un reclamo gremial no se prestará servicio de la Línea C en horas de la tarde. Foto: Gentileza NBC News.

La medida de fuerza responde a la exigencia de la reducción de la jornada laboral semanal, además de que se compren trenes nuevos sin asbesto.

Habrá apertura de molinetes y la interrupción del servicio en toda la Línea C. Lo primero se dará entre las 13 y las 14 horas en la estación Constitución, mientras que lo segundo será desde las 14 hasta las 15.

A través de un comunicado, la AGTSyP ratificó que continúa sin “recibir respuestas por parte de Emova al pedido de reducción de la jornada laboral semanal, para trabajar 5 días, situación agravada por el faltante de personal en todos los sectores y por el atraso en la compra de trenes nuevos sin asbesto por parte del Gobierno de la Ciudad”.

Respecto de esto último, informaron que 75 empleados se ven afectados por la presencia de este mineral, mientras que “tres compañeros fallecieron por enfermedades provocadas por el amianto”. Ante esta realidad, afirman: “Para los trabajadores reducir la jornada semanal significaría reducir la exposición a este cancerígeno y ganar en salud”.

La Línea C conecta las dos cabeceras entre Retiro y Constitución.
La Línea C conecta las dos cabeceras entre Retiro y Constitución.

A pesar de que el 7 y el 14 de noviembre también hubo paros de subtes, la empresa Emova sostiene que la reducción laboral “es inviable, ya que implica una disminución de la jornada semanal de 36 a 30 horas semanales, incompatible con una operación adecuada de este servicio esencial y por debajo de niveles razonables de productividad”.

Y en su defensa, sostienen que “los resultados cumplen los parámetros de calidad requeridos y además se han introducido mejoras técnicas y operativas que permiten seguir avanzando en un proceso de mejora sostenida”.

Temas Relacionados