Ante la inminente llegada de la segunda ola de casos de coronavirus, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunció que, a partir de este martes por la tarde, se modifican las paradas de 10 líneas de colectivos en el Centro de Trasbordo de Constitución, con el objetivo de favorecer el distanciamiento social.

La medida afectará a las líneas 4, 45, 51, 59, 65, 98, 100, 133, 143 y 168, en ambos sentidos, las cuales no cambiarán su recorrido, pero sí el lugar donde frenan para el ascenso y descenso de pasajeros.

Colectivos en Constitución: cambian las paradas para favorecer el distanciamiento socialTwitter @soyjuanjomendez

Desde el Gobierno porteño aclararon que el cambio es solo en las paradas y que los servicios mantendrán sus recorridos habituales.

“Las modificaciones se realizaron en base a relevamientos en el lugar y se tuvo en cuenta la cantidad de transacciones en las líneas que concentran la mayor cantidad de ascensos, que es donde se presentan las filas más largas, para separarlas del resto”, explicó en su cuenta de Twitter el secretario de Transporte porteño, Juanjo Méndez.

Según informaron en un comunicado las autoridades de la Ciudad, se tomó esta decisión para con el objetivo de “separar las líneas que tienen mucha demanda en horarios similares” y de esta forma “evitar las aglomeraciones en los tiempos de espera”.

Colectivos en Constitución: cambian las paradas para favorecer el distanciamiento socialTwitter @soyjuanjomendez

Las nuevas posiciones de las paradas ya fueron señalizadas y durante los primeros días se realizará concientización reforzando la presencia de Agentes de Tránsito en la zona y se les repartirá a los usuarios flyers con las nuevas ubicaciones para que puedan encontrar fácilmente las paradas.

Los objetivos de esta medida son “generar más espacio de espera para las personas que se van a tomar un colectivo”, también “favorecer el distanciamiento social entre los usuarios de transporte público”, “crear un entorno más seguro en términos de seguridad vial para los transeúntes” y “ordenar los flujos peatonales para facilitar la circulación”, indicaron desde el Gobierno porteño.

Desde el 17 de febrero y hasta comienzos de marzo, se movilizaron 500 mil personas más que antes de esa fecha, por lo que sumaba casi 2 millones de pasajeros. Se trata de un incremento del 35 por ciento en la circulación con respecto al inicio de la pandemia, en marzo del año pasado.

Con información de Télam.