La joven nadadora de San Isidro perdió a su abuela antes del comienzo de la competencia. 


La nadadora argentina Delfina Pignatiello ganó la medalla de plata en los 800 metros libres de los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires y no pudo ocultar su emoción en la ceremonia de premiación.

La joven de 18 años oriunda de San Isidro fue ovacionada por el público y saludó a las cámaras mostrando la palma de su mano izquierda: “Abuela” y un corazón, eso llevaba escrito.

“Fue un año muy duro, la verdad que se entrenó muchísimo para esto. Bueno, lo tengo que decir, falleció mi abuela la semana pasada, antes de comenzar los Juegos. Así que esta carrera fue totalmente para ella. Yo sé que estuvo conmigo, ella hizo que avanzara“, aseguró Delfina.

“La verdad que no esperaba que viniera tanta gente, sentí mucho el apoyo. La verdad que sí, voy a aceptar que hubo mucha presión pero traté de disfrutarlo… voy a seguir disfrutando porque en la Villa (Olímpica) está todo tremendo. Se viven un montón de cosas lindas, no fue nada de lo que esperaba. Es todo mucho mejor. Mi tiempo no fue el que quería, se entrenó para mucho menos pero voy a seguir disfrutando y estoy súper contenta con el resultado“, agregó.






Comentarios