Docentes, vecinos, estudiantes y ex alumnos despidieron a la vicedirectora y al portero de la escuela Número 49.


Cientos de personas despidieron los restos de Sandra y Rubén, la vicedirectora y el portero de la escuela Número 49 de Moreno, quienes murieron este jueves por una explosión en el establecimiento educativo.

Docentes, vecinos, alumnos y padres de estudiantes despidieron entre lágrimas y aplausos a los fallecidos.

Durante el velatorio de Sandra Calamano, varios de sus compañeros hablaron con la prensa y expresaron su bronca por lo sucedido. “Se murió por los chicos. Fue a la escuela porque no quería que los pibes se quedaran sin comer, les estaba por preparar el desayuno”, dijo Débora, una maestra.

Sandra vivía para el colegio. Nuestra escuela es una familia. Pasamos ocho horas acá”, agregó por su parte la docente Marcela, quien se lamentó por la situación en que se encontraba la escuela.

Hace un mes y medio la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) le entregó en mano una carpeta al ministro de Educación contando la situación en la que se encontraban todas las escuelas de la provincia, eso incluía la escuela 49, por lo que no pueden decir que no sabían”, aseveró Hernán, otro de los profesores presentes en el adiós a la maestra.

Por la tragedia, este viernes hay paro de docentes en Provincia de Buenos Aires y Capital Federal.






Comentarios