Estaba prófugo desde hacía dos años por asesinar a su segundo al mando.


La Policía de la Ciudad detuvo este miércoles por la tarde al jefe de la barra brava de Arsenal, Javier Alejandro “Pinocho” Belizán, quien estaba prófugo desde el 2016, acusado de homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

Belizán está acusado de haber asesinado hace dos años a Uriel Alvarez, su segundo al mando en la barra del club de Sarandí y con quien tenía una diferencia económica.

A mediados del 2017 la Policía de la Ciudad fue convocada por la UFI 1 de Avellaneda para realizar trabajos en conjunto y, tras una extensa investigación, se logró recabar información suficiente para encontrar a Belizán.

Durante su tiempo como prófugo, el jefe de la barra brava de Arsenal se mudó de domicilio continuamente, prendía y apagaba el celular a dos kilómetros de donde dormía y cambiaba de automóviles mensualmente para no ser atrapado.

Asimismo, se investigó a diversos allegados, tras lo cual se determinó la existencia de diferentes ilicitos, entre los que se destacan salideras bancarias, venta de drogas y robos a mano armada.






Comentarios