A pesar de que hace una semana murió un nene de 7 años, el descontrol continúa en las playas argentinas. En esta oportunidad, en Pinamar, se ve como un buggy sube a un médano y se dirige directamente hacia tres chicos que estaban tirados en la arena tomando sol; al ver que el auto no paraban, saltaron para esquivarlo y no ser atropellados.

Cuando los jóvenes chicos le recriminaron al conductor la maniobra, en lugar de pedir disculpas, se bajó enojado y haciendo ademanes. 

Mirá el video