Antes del anuncio oficial sobre la nueva etapa de la por coronavirus, el ministro de Salud de la ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, confirmó que se habilitarán más actividades en lugares cerrados. Además, adelantó algunos detalles acerca de las condiciones que deberán cumplir.

"Dada la situación epidemiológica de la Ciudad, estamos en condiciones de dar un nuevo paso en el desarrollo de actividades en espacios cerrados", dijo durante la presentación del reporte diario sobre la situación sanitaria en CABA.

"Se controlarán uno por uno los lugares, el cumplimiento de pautas de garantía de circulación segura de aire, volúmenes de recambio de aire apropiados, además del distanciamiento y el uso de tapabocas", agregó, aunque no explicitó cuáles serán esos rubros que podrían retomar las actividades.

Además, agregó que en los lugares "que no tengan ventilación natural, veremos que alcancen estándares similares [a la ventilación natural] con actividad termomecánica", para lo cual "los equipos técnicos del ministerio de Salud están trabajando con todas las cámaras y ver qué grupo estará en condiciones de avanzar de manera segura".

En la Capital Federal, se reportaron un total de 554 nuevos casos y 52 muertos por Covid-19 en las últimas 24 horas, lo que elevó a 4.777 el número de fallecidos y a 142.827 el total de contagiados. Además, se dieron 1385 altas, por lo que son ya 118.339 las personas recuperadas.

La escuela en la que se contagió un trabajador no estaba funcionando

Durante el reporte, Fernán Quirós se encargó de aclarar que la Escuela Técnica 15, donde un empleado contrajo coronavirus, todavía no está trabajando.

"En esa escuela no habían empezado a trabajar, de hecho no hay manera que se haya contagiado por la vuelta de los niños porque no estaba activa", afirmó el ministro de Salud porteño luego de que la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) denunciara el caso.

Según el gobierno de la Ciudad, la Escuela Técnica 15 "había hecho las presentaciones para cumplir la normativa para iniciar y la normativa fue hacer tests serológicos. Ahí descubrimos que ese trabajador se había contagiado antes de ir a la escuela, por suerte vino y pudimos diagnosticar a una persona asintomática que podía seguir contagiando", explicó Quirós.