Sin embargo se mantiene "una meseta alta de casos", con unos 1100 contagios diarios.


El ministro de Salud porteño afirmó este lunes que ya pasó “el peor momento” de cantidad de casos de coronavirus en la ciudad de Buenos Aires, “que fue a comienzos de agosto”.

Sin embargo, Fernán Quirós advirtió que aún hay que transitar “un camino de descenso” que -estimó- será “lento” ya que se mantiene “una meseta alta de casos” con unos 1100 contagios diarios.

“El hecho de describir la curva como la describimos no connota que uno deba relajarse. Al contrario. Decimos que la curva está estable, pero nunca dijimos que hay que relajarse. Tenemos que seguir cuidando, tenemos que seguir haciendo un esfuerzo ciudadano. Nuestro mensaje es bien claro”, remarcó Quirós.

Dado que la ciudadanía necesita un desandado paulatino y prudente, pero lo necesita, creemos que el camino es el que estamos andando. Dialogando, mostrando la información lo más transparente posible y proponiendo a la ciudadanía cosas que podamos hacer”, dijo sobre las habilitaciones que rigen desde este lunes.

En la Ciudad de Buenos Aires hubo en las últimas 24 horas 1234 contagios nuevos y 29 fallecimientos. Mientras, las cifras desde el comienzo de la pandemia son: 94.331 casos y 2290 muertes.

Quirós también contó que desde esta semana organizarán mayores tiempos de descanso para los profesionales de la salud.

“Estamos organizando unos pequeños espacios de descanso, de manera coordinada y rotativa, dado que las ocupaciones de las camas nos permiten hacer algún nivel de rotación. Porque están todos muy cansados, angustiados y dolidos“, explicó.

“Sabemos que el equipo de salud está enfrentando en primera línea la situación. En la Ciudad de Buenos Aires el 10% de los profesionales de la salud se han enfermado“, concluyó.




Comentarios