El conductor argumentaba que tenía que hablar con el embajador y advirtió que tenía explosivos. El personal policial investiga si se trata de una persona con problemas psiquiátricos.


Un momento de conmoción se vivió durante la noche de este lunes, cuando un auto se incrustó en el portón de la Embajada de China. El conductor aseguró tener explosivos y pidió hablar con el embajador. La sede diplomática está ubicada en Triunvirato y Crisólogo Larralde, en el barrio porteño de Saavedra.

El conductor fue asistido por el Grupo Especial de Rescate barrial, personal de la Comisaría Comunal 12 y la Policía Federal, quienes aseguraron que se trataría de un paciente psiquiátrico.

Cerca de las nueve de la noche, efectivos de la Comisaría Vecinal 12 llegaron a la Embajada, situada en Crisólogo Larralde al 5300, alertados por un choque protagonizado por un hombre a bordo de un auto Toyota Corolla, que se incrustó en el portón de la sede diplomática.

(Foto: REUTERS/Agustin Marcarian)

Un vigilador privado alertó de inmediato a un efectivo policial que se hallaba a pocos metros del ingreso a la embajada, por lo que se irradió la alarma y se activó un protocolo de seguridad especial.

Pocos minutos después, efectivos de la Comisaría Vecinal 12A de la Policía de la Ciudad llegaron al lugar y constataron que el conductor se hallaba bajo una crisis nerviosa y que manifestaba que quería hablar con el embajador para solicitar “asilo político”.

(Foto: REUTERS/Agustin Marcarian)

Según las fuentes, el joven agregó que tenía “un mensaje muy importante para darle al embajador”, quien no se encontraba en ese momento en el edificio, y aseguró llevar explosivos en el auto, hecho que fue desmentido minutos después por el personal de la Brigada de Explosivos.

Más tarde, en las redes sociales se viralizaron dos videos y una carta en la que el joven aseguraba que era estudiante de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y que la CIA “es responsable por el COVID”, por lo que necesitaba “ayuda urgente de la embajada”.

Un vocero de la embajada aseguró que el frente del edificio quedó “gravemente dañado” por el choque del automóvil, aunque “el incidente no causó lesión alguna al personal de la misión diplomática”.

“Nuestra embajada agradece la pronta respuesta de las fuerzas de seguridad y confía en el esclarecimiento del episodio por parte de las autoridades argentinas”, agregó el vocero.

El joven será indagado seguramente mañana por el juez federal número 9, Luis Rodríguez, quien instruye una causa por “intimidación pública”.




Comentarios