La intendenta de Quilmes y el jefe comunal de Avellaneda lo decidieron en conjunto con el gobierno bonaerense.


La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza y el jefe comunal de Avellaneda, Jorge Ferraresi, conjuntamente con el gobierno de la provincia de Buenos Aires decidieron implementar un aislamiento sanitario estricto en el barrio Villa Azul, que ambos municipios comparten con la intención de limitar la circulación de personas.

Esta medida se resolvió luego de tres jornadas de operativos estrictos en el marco del programa DetectAr (Dispositivo Estratégico de Testeo para Coronavirus en terreno de Argentina), a través del cual se realiza la búsqueda de posibles casos de coronavirus, y se detectaron 53 positivos y 50 quedaron en estudio.

Debido a esta situación, las comunas de Quilmes y de Avellaneda en conjunto con el Gobierno nacional y el provincial, decidieron conformar un Comité Operativo de Emergencia y continuar con los operativos durante el resto de la semana.

Así, se contará con el apoyo de Unidades Sanitarias Móviles que serán provistas por Nación y el comité tendrá la participación de las áreas de Desarrollo Social, Salud y Seguridad de ambos municipios y de la provincia de Buenos Aires, con la meta de abordar de manera contundente el brote de coronavirus que existe en el barrio.

Villa Azul (Fotos: Acumar)

Durante la jornada del domingo, Mendoza y Ferraresi supervisaron en el barrio Villa Azul un nuevo operativo en el marco del programa DetectAr junto con el ministro de Desarrollo de la Comunidad provincial, Andrés Larroque; el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak; la diputada nacional Magdalena Sierra, y el senador provincial Emmanuel González Santalla.

“Esta acción se enmarca en la iniciativa municipal Cuidarnos en combinación con el plan DetectAr, articulado con Nación y con provincia. Estos programas nos permiten identificar vecinos que tengan síntomas compatibles con el virus para evitar la propagación del contagio y conversar sobre la importancia de continuar con la cuarentena y utilizar los elementos de protección necesarios”, señaló Mayra Mendoza, que estuvo acompañada por el secretario de Salud local, doctor Jonatan Konfino.

El ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque, indicó hoy que, luego de los casos positivos de coronavirus detectados en Villa Azul, se resolvió para “cerrar la circulación hacia afuera y tratar de minimizar la circulación interna“, en tanto se realizará un relevamiento de personas que trabajan en actividades esenciales para “evaluar caso por caso”.

En diálogo con El Destape Radio, Larroque se refirió a los positivos de Covid-19 en ese barrio popular habitado por unas 5.000 personas, de las cuales 3.000 están ubicadas en el partido de Quilmes y 2.000 en Avellaneda, y donde se tomó la decisión de cerrar sus límites durante dos semanas para “frenar este foco y no expandirlo“.

En Villa Azul “encontramos un número alto de positivos y se tomaron medidas urgentes, y formamos un comité de crisis para intervenir con los municipios de Quilmes y Avellaneda”, indicó Larroque.




Comentarios