Mientras, las penas para quienes violen el aislamiento social preventivo se endurecen.


Desde este jueves, el gobierno porteño dispondrá de carriles exclusivos en el acceso a Capital para quienes están autorizados a circular durante el aislamiento social preventivo por coronavirus: unos 250.000 trabajadores de la salud, seguridad y abastecimiento, entre otras actividades. 

Caos de tránsito en los accesos habilitados a la ciudad de Buenos Aires, en plena cuarentena por el coronavirus. (Clarín)

Por ejemplo, el personal de sanidad y seguridad podrá ingresar y salir de la Ciudad por todos los puntos habilitados, ya sea los destinados a camiones, transporte público o de uso general y su prioridad será el carril izquierdo.

La Ciudad determinó que en los accesos habilitados el carril izquierdo sea para personal de salud y seguridad, el central para autos partriculares con la debida autorización y el derecho para camiones y colectivos.

Pero el tránsito pesado también podrá circular por los carriles exclusivos de colectivos “para favorecer el abastecimiento”.

Caos de tránsito en los accesos habilitados a la ciudad de Buenos Aires, en plena cuarentena por el coronavirus. (Clarín)

Entre los accesos en los que podrán circular tanto camiones como colectivos está el puente Victorino de la Plaza ubicado entre Pompeya y puente Bosch y acceso desde provincia a la avenida Vélez Sársfield y luego a Entre Ríos y Callao.

Esto permitirá descomprimir puente Pueyrredón, agilizando la entrega y provisión de alimentos y el tránsito en general”, destacó el gobierno porteño.

Además el operativo de control sobre puente Pueyrredón se desplazará 1500 metros para permitir una mejor distribución del tránsito. Desde el jueves se ubicará antes de llegar a la avenida Suárez.

En tanto, a la altura de La Usina del Arte, a partir de las 5 de la madrugada, se sumará un nuevo control en los tres carriles de ingreso a la Ciudad para “reforzar los del lado provincia, en Dock Sud y Hudson”.

En total serán 33 los accesos habilitados, 20 para el personal de sanidad, colectivos y camiones y 13 también para el personal de sanidad y vehículos particulares con permiso.

El jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta aseguró que van a ser “muy duros e inflexibles con quienes no tienen permiso para entrar y circular por la Ciudad”, y destacó que tienen que “garantizar que cerca de 250.000 personas que trabajan en los sistemas de salud, seguridad, recolección de basura, alimentos y farmacias, puedan circular de forma rápida”.




Comentarios