Autoridades nacionales, de la provincia de Buenos Aires y de la Ciudad de Buenos Aires supervisaron este sábado los operativos en el Puente Pueyrredón para garantizar que las personas cumplan el aislamiento social preventivo y obligatorio dispuesto para mitigar los efectos de la pandemia de coronavirus.

"Estamos intensificando los controles", dijo en el lugar Sabina Frederic, ministra de Seguridad de la Nación, que llegó junto al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta, y el vicejefe Diego Santilli.

Frederic, Kicillof y Rodríguez Larreta supervisaron controles en Puente Pueyrredón

"Les pedimos que estén en sus casas. La pandemia está afectando a mucho países, seamos solidarios. Hay gente que lo entiende: ayer, en la Autopista Buenos Aires-La Plata el trafico bajo un 70%", destacó el titular del gobierno bonaerense.

En tanto, Rodriguez Larreta señaló que "en estas primeras 24 horas las mayoría de la gente está cumpliendo".

Además confirmó que la Ciudad "es querellante en la denuncia penal y civil contra el joven con el virus que viajó en Buquebus desde Montevideo a Buenos Aires y obligó a las autoridades a aislar en hoteles porteños por precaución a los 400 pasajeros y tripulantes del barco al llegar al puerto de la Ciudad..

Controles de la Policía de la Ciudad a los automovilistas (Foto: Ministerio de Seguirdad CABA)

"La Procuración de la Ciudad está estimando el gasto que le significó a los vecinos", enfatizó Rodríguez Larreta.

"Nos toca ser inflexibles con quienes incumplen las normas. Apelamos a la solidaridad, al compañerismo. Agradecemos a los vecinos, a trabajadores de la salud, de la educación, al periodismo, a las fuerzas de seguridad y rubros esenciales para el abastecimiento", añadió.

Controles de la Policía de la Ciudad a los automovilistas (Foto: Ministerio de Seguirdad CABA)

Kicillof también manifestó su preocupación por el aumento de precios: "Hicimos relevamientos entre distintos organismos porque vimos abusos en los precios, la solidaridad pasa también por ahí, aumentar y cobrar más es imperdonable, incluso decomisamos mercaderías".

La ministra y los funcionarios provinciales hablaron con la prensa en el lugar de los controles con guantes de protección.