Nahuel Vega se conectó con los jurados a través de una videoconferencia. "Tardé un poco en caer", contó.


El coronavirus que azota al mundo obligó a las personas a cambiar su forma de vida en las últimas semanas. En Argentina, el Gobierno recomendó a los ciudadanos no salir de sus casas de no ser necesario, cerró las fronteras y suspendió las clases en todos los niveles educativos.

Pero Nahuel Vega, Licenciado en Física, ya tenía fecha para rendir su tesis de doctorado en Ciencia y Tecnología en la Universidad de San Martín (UNSAM), y para no cancelarla ni modificarla, desde la institución decidieron que lo mejor era realizar el encuentro de manera virtual.

“Valoro la actitud de las autoridades, que hayan dicho ‘estamos trabajando y no de vacaciones, sigamos con todo lo planeado y veamos formas de solucionar esto con los mismos tiempos'”, dijo Nahuel a TN.com.ar. El jurado evaluó el trabajo de Nahuel por videoconferencia y le puso un 10 con mención de honor.

“Faltaban 40 minutos para empezar y ya estaba comiéndome los codos, así que me puse a dibujar. Yo también quería tener mi banner”, reveló Nahuel sobre el cartel con el logo de la UNSAM, del Instituto Sábato y de la Comisión de Energía Atómica que pegó en la pared de su propio living.

Al momento del exámen, 10 personas se conectaron a través de una videoconferencia: Nahuel, el director, y los jurados y autoridades del Instituto Sábato y la UNSAM. Luego de la presentación, el joven se desconectó para que los jurados deliberaran, y un rato después le avisaron que podría volver a conectarse para recibir la devolución.

Nahuel se sacó un diez con mención de honor. “Tardé un poco en caer, no es tan fácil emocionarse cuando no está enfrente tuyo el resto de la gente“, confesó al mismo medio. “Con el pasar de las horas, le avisé a mi familia y a todos los que estaban expectantes”, cerró.




Comentarios