El Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery seguía este martes por la tarde con algunas demoras, sobre todo en los vuelos que deben arribar a la estación aérea, que van a repercutir en los horarios de los servicios del día debido a problemas técnicos.

La terminal aérea permaneció cerrada esta mañana durante casi dos horas para las operaciones de despegue y aterrizaje debido a problemas técnicos que sufrió un anemómetro (instrumento que mide la intensidad del viento), lo que sumado a las adversas condiciones meteorológicas obligó al desvío de al menos 14 vuelos al aeropuerto internacional de Ezeiza, provocó demoras en 18 servicios y cuatro vuelos fueron cancelados.

Según informaron fuentes aeroportuarias, el problema pudo solucionarse a las 9.30 pero las complicaciones provocadas por los vuelos que fueron derivados a Ezeiza y que debieron retornar a Aeroparque, sumado a los que tuvieron que partir con entre una y tres horas de demora, afectará durante el resto de la jornada el cumplimiento de los horarios previstos.

En cuanto al problema técnico suscitado, se explicó que "el aparato que mide la intensidad del viento, el anemómetro, comenzó a eso de las 8 a enviar información intermitente a la Torre de Control, lo que fue considerado por los controladores como "inseguro" para las operaciones.

Es por esto que, luego de varios intentos para resetear el equipo sin suerte, se decidió el cierre de la estación aérea para despegues y aterrizajes, dado que en ese momento las condiciones meteorológicas eran con lluvia y fuertes vientos.

Hasta el momento se cancelaron cuatros vuelos a Córdoba, Tucumán, Iguazú y Punta del Este, y las fuentes estiman que no están previstas más cancelaciones para el resto del día.

Ante esta situación, las aerolíneas pidieron a los pasajeros que se comuniquen con los respectivos call center para brindarles mayor información sobre sus respectivos vuelos, que pasadas las 10 de la mañana comenzaron a ser reprogramados. 

Para consultar el estado de tu vuelo, hacé click acá.