Los edificios se encuentran en los barrios de Retiro, Recoleta, San Nicolás, Constitución y San Telmo.


Un proyecto de ley que ingresó este viernes a la Legislatura busca proteger los edificios antiguos construidos antes de 1941 en el centro y en parte del casco histórico porteño, con lo que ya son 300 los inmuebles de cinco barrios a los que se pretende salvar de posibles demoliciones y porque cuentan con un alto valor patrimonial.

En febrero pasado ingresó para su tratamiento un proyecto para salvar edificios de la comuna 1, del barrio de Retiro y hoy se sumaron los inmuebles de la comuna 2 pertenecientes a los barrios de Recoleta, San Nicolás, Constitución y San Telmo.

Con las firmas del jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y del ministro de Desarrollo Urbano local, Franco Moccia, ambos expedientes serán debatidos en el marco de la comisión de Planeamiento Urbano que conduce el diputado Agustín Forchieri.

Los textos proponen que los diputados incorporen, a través de dos leyes separadas, unos 300 edificios al listado de inmuebles catalogados como “Singulares”, lo que está previsto en el Código de Planeamiento Urbano local resaltando la existencia de ciertas características “irreproducibles” relacionadas con el diseño del edificio o del sitio en el que se localiza.

Los edificios postulados este año por el Ejecutivo para su resguardo dentro de la Comuna 2 son 135 y componen, según la descripción del Ejecutivo, en “un repertorio de estilos, que abarca desde eclecticismos con interesante composición y el tradicional tratamiento de la fachada según los tres estratos identificables en basamento, desarrollo y remate”.

En tanto, de la Comuna 1 suman unas 160 edificaciones que registran también “un alto valor patrimonial, con desarrollo de tipologías arquitectónicas que abarcan un período de más de 150 años”, lo cual convierte a la zona “en un área de tejido heterogéneo con una amplia diversidad morfológica y estilística de inmuebles”.


En esta nota:

Politica Sociedad


Comentarios