El intendente de El Bolsón, Bruno Pogliano, fue víctima de un intento de secuestro que intentó llevar a cabo un grupo de encapuchados armados con machetes y cuchillos. Lo emboscaron luego de una reunión que mantuvo con vecinos de la zona afectada por el voraz incendio de los últimos días.

Bruno Pogliano, intendente El Bolsón

Los atacantes rodearon al intendente y lo tuvieron cautivo durante más de media hora hasta que, con la ayuda de los vecinos presentes en la reunión, logró liberarse.

El grupo llegó al paraje Cuesta del Ternero en vehículos con machetes y cuchillos. Se trata de una zona rural ubicada cerca de El Bolsón, donde Pogliano y sus funcionarios planificaban con los vecinos acciones para revertir la crítica situación que dejó el incendio forestal que arrasó con miles de hectáreas.

Cuando finalizó el encuentro, arribaron los agresores, rodeando al jefe comunal y manteniéndolo cautivo con la amenaza de cuchillos, palos y machetes.

Pogliano relató al diario “Infobae” que “fue un momento muy duro, sospecho que pretendían secuestrarme como ocurrió meses atrás en la Iglesia de El Bolsón, aunque gracias a los vecinos pudimos alejarnos del sitio” dijo.

El sitio donde ocurrió el episodio no cuenta con señal de telefonía, motivo por el que no pudieron avisar a las fuerzas de seguridad. Algunos estaban encapuchados y otros con los rostros tiznados aunque varios de ellos pudieron ser reconocidos.

El grupo se autodenominó “Autoconvocados por el fuego” y entre los integrantes, según Pogliano, había referentes de agrupaciones mapuches, usurpadores de una toma ubicada en el paraje Loma del Medio e integrantes de otros grupos.

El intendente reconoció la presencia, entre otros, de la pareja del líder mapuche Facundo Jones Huala quien cumple una condena en Chile.

Cuando Pogliano quiso escapar del sitio, los individuos rodearon su vehículo, lo amenazaron de muerte y exhibieron las armas que llevaban. “Los vecinos que habían participado de la reunión intercedieron, forcejearon con los maleantes y nos permitieron alejarnos del sitio” relató el político.

Entre otros pedidos, le exigieron al jefe comunal que se pronuncie en contra de la explotación minera, lo criticaron por el rol del Estado en el combate del incendio y se adjudicaron la extinción de las llamas, y solicitaron su renuncia “por no sentirse representados”.

“Estos hechos son inadmisibles. Hablan del nivel de violencia y de impunidad por parte de estos individuos, a los cuales voy a denunciar penalmente para que la justicia investigue y le ponga un freno a este tipo de atropellos” cerró Pogliano .