En las últimas horas se conoció la historia de Fran Bubani, una ingeniera mecánica que abrió su corazón y contó su historia. Actualmente trabaja en el Centro Atómico de Bariloche.


A través de redes sociales, se conoció la historia de Fran Bubani, una mujer trans que trabaja en el Centro Atómico de Bariloche y que se recibió en el Instituto Balseiro, donde en los últimos días se confirmó la creación de la Comisión de género, diversidad y convivencia.

La ingeniera mecánica tiene 39 años, nació en Belo Horizonte en 1980 y dialogó con TN para contar su historia, en donde su lucha personal fue su bandera, lo que le permitió actualmente a poder hablar sobre su identidad de género autopercibida.

Investigadora trans del Conicet, San Carlos de Bariloche

“Espero poder contribuir para que otras personas tengan el camino más allanado. Es un paso súperimportante porque ubica al Balseiro no solo a la vanguardia en ciencia, sino también en inclusión y diversidad en el mundo”, reflexionó Fran, sobre la creación del nuevo espacio en el Instituto Balseiro.

Bubani es investigadora asistente del Conicet, en el Centro Atómico de Bariloche y fue una de las primeras que visibilizó su historia en la ciudad cuando en 2019 les contó a sus compañeros que se haría una cirugía de reasignación de género. En enero de este año también se cambió el DNI para que la información coincida con su identidad femenina.

“Me gustaría que otras personas se sientan seguras y puedan hacer su transición de género, no como hice yo, tratando de disimular, sino con la contención de las instituciones en el momento en que tengan ganas de hacerlo”, afirmó la mujer.

Investigadora trans del Conicet, San Carlos de Bariloche

Al ser consultada por el camino que debió recorrer, reconoció que se vio afectada por los prejuicios, discriminación y miedos.

“Mi peor temor era quedarme en la calle porque la discriminación viene disimulada. No te aprueban en un proceso de selección, no te dejan alquilar, no es que te dicen o escriben en un papel ‘no te aceptamos porque sos trans’. Yo hice lo posible para preservarme”, detalló Fran.

A su vez, reconoció que desarrolló su vida como mujer, aunque durante mucho tiempo decidió ocultar su identidad. “Pensaba que no tenía el cuerpo correcto, pero creía que no se podía hacer nada al respecto. Tuve una infancia trans invisibilizada”, definió.

Comision Genero, Diversidad… by Todo Noticias

Al momento de hablar sobre su carrera profesonal, Fran reconoció que desde chica quería ser astronauta o física.

“Pude estudiar, desarrollar una carrera y perfeccionarme en el ámbito académico, pero el peso de no ‘blanquear’ mi identidad fue empeorando y me llevaron a lugares muy oscuros. En un momento dije ‘basta no puedo seguir viviendo este teatro, aparentando ser alguien que no soy”, precisó.

Cuando decidió contarle a su familia y a sus amigos, reconoció que no se lo esperaban.

“A mis personas más cercanas, les expliqué y la mitad no me creía. Escuché cosas como ‘tenés un doctorado en el Instituto Balseiro, un posdoctorado en el exterior, no podés ser transgénero’”, subrayó la ingeniera mecánica.

Investigadora trans del Conicet, San Carlos de Bariloche

A pesar de que por mucho tiempo le pareció extraño hablar sobre cómo vivía su identidad autopercibida, agregó: “Me di cuenta que no podía más y a comienzo de 2015 tiré la toalla. No podía seguir viviendo así”.

“Cuando en 2016 obtuve el cargo como investigadora asistente en el Conicet en el Centro Atómico de Bariloche, sentí que tenía una posición más segura laboralmente para empezar la transición. No debería ser necesario esperar tanto tiempo para blanquear una transición de género”, detalló Fran, respecto a cómo fue su transición para poder contar su historia y visibilizarla.

Al momento de decirlo en el trabajo, se dio cuenta que era la primer investigadora transgénero: “Somos 10 mil personas, la estadística nos dice que hay muchas personas trans pero nadie se animó en estos ocho años desde que salió la ley de identidad de género a blanquearlo. Es un argumento estadístico, no puedo ser la única”.

Investigadora trans del Conicet, San Carlos de Bariloche

A pesar de que tuvo compañeros que se mostraron indiferentes, también aclaró que estuvo bien contenida por otros colegas.

“Lo primero que noté fue un desconocimiento total de la normativa, falta de capacitación y conocimiento acerca de los procesos administrativos. No estaban preparados. Es fundamental que las instituciones se adapten a lo que dice la ley”, enfatizó la mujer.

En búsqueda de un avance, Fran se unió al Grupo de Mujeres, Estudiantes y Trabajadoras del Centro Atómico de Bariloche. Busca poner punto final a las diferencias en materias de género.




Comentarios