El hecho ocurrió en Bariloche. Los efectivos policiales habían llegado a la localidad para reforzar la seguridad aunque tras lo ocurrido, fueron enviados de regreso a sus ciudades.


Ocho policías fueron suspendidos por hacer una fiesta durante la cuarentena en San Carlos de Bariloche. Habían llegado a la ciudad para reforzar la seguridad durante el aislamiento por el coronavirus en la localidad fueron enviados de regreso a sus hogares.

Segùn afirmó el diario Río Negro, el hecho sucedió en el departamento de un efectivo policial que vive en la ciudad y trabaja en la Comisaría Segunda, ubicada en el Centro Cívico.

Comisaría en la que trabajaban los involucrados en la fiesta clandestina (web).

A través de una llamada anónima al 911 a las 2:30 de la madrugada advirtieron lo que ocurría en el hogar ubicado en el barrio 84 Viviendas. Al arribar el móvil policial, se dieron cuenta de que los involucrados también eran policías.

Tras ver lo que ocurría, se decidió hacerles un sumario administrativo a todos los participantes y se les inició una causa penal por violar la cuarentena e incumplir la prohibición de reuniones sociales.

Se les inició un sumario administrativo a los involucrados (web).

Los policías involucrados que llegaron hace pocos días a Bariloche para reforzar el sistema de seguridad fueron expulsados y enviados de regreso a sus ciudades, con un plazo de tres días.

Los efectivos pertenecen a Viedma, Río Colorado, Lamarque, Los Menucos y Las Grutas.




Comentarios