Se trata de Jenny Somweber, Iñaki Odriozola, Fernando Natalucci y Cristobal Tobal, que volvieron a los entrenamientos en los cerros de Río Negro.


Los riders argentinos Jenny Somweber, Iñaki Odriozola, Fernando Natalucci y Cristobal Tobal se entrenan en Bariloche, ya que está en fase tres del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) dispuesto por el Gobierno Nacional por la pandemia del coronavirus.

En el caso de la local Jenny Somweber, de 35 años, aprovechó los primeros días de julio para realizar el estilo que “más” le gusta: “El freeride, el deslizarse por nieve onda y virgen en fueras de pista”.

Riders en Bariloche (Gentileza Ámbito Financiero)

“Es verdad, que cada bajada es el instante más gratificante y feliz. Las sensaciones de hacer una bajada así es única, inexplicable, de esas que no querés que acaben nunca. Te llenan el alma dejándote expandido y relajado, por eso todo esfuerzo vale la pena y más si tenés un grupo de amigas motivadas con el mismo espíritu aventurero”, reconoció con emoción la rider de Roxy Argentina.

En el caso de Iñaki Odriozola, figura del equipo “Quiksilver”, recordó que la pandemia lo encontró en Utah, momento en el que los los cerros empezaron a cerrar, por lo que decidió volver a Argentina.

“Al principio se me cancelaron planes muy importantes y fue un shock. Tuve un estado de frustración, pero con el tiempo me di cuenta que nos afectaba a todos y que había que estar tranquilo”, reconoció el mejor en snowboard del país.

“La clave es ir con un plan, adónde se va, por qué lado y cómo se vuelve, si hay viento, cuánto nevó, la temperatura, todo. Hay que conocer el terreno y nunca confiarse. Porque los riesgos de avalancha o accidente siempre están”, sintetizó el deportista.

Riders en Bariloche (Gentileza Ámbito Financiero)

En el equipo Quiksilver está el joven Cristóbal Tobal, de apenas 15 años, que se destacó en estos años en el esquí nacional y que también estuvo en Utah al momento de la explosión del coronavirus.

“No me costó ni en lo físico ni lo psicológico. Pero eso sí, ya quiero volver”, comentó el nacido en Lake Tahoe, en Estados Unidos, y criado en San Carlos de Bariloche.

“Sirve para agrandar la cultura de nieve, que la gente sepa que no sólo hay centros de esquí, que la montaña se puede disfrutar de otra manera”, analizó Fernando Natalucci, oriundo de San Martín de los Andes.




Comentarios