El imputado recibió una condena de tres años de prisión en suspenso.


Un docente de Bariloche fue sentenciado a tres años de prisión en suspenso por ”abuso sexual simple, agravado por el deber de cuidado”. Si bien ya fue realizada la lectura de cargos, la pena no es firme, ya que puede ser impugnada por la defensa.

Durante ese lapso de tiempo, el imputado deberá cumplir ciertas medidas para no cumplir la condena efectiva. Entre ellos destaca la prohibición a las actividades con menores, el uso de estupefacientes, el abuso de alcohol y el sometimiento a tratamiento psicológico.

En últimas instancias, el fiscal del caso había solicitado la pena de cuatro años de prisión, moción apoyada por el defensor de Menores, Javier Ospital. Por otro lado, la defensa había pedido absolver al hombre por el beneficio de la duda, o que solo sea juzgado por abuso simple.

Caso del docente que cometió abuso sexual (Foto: Rio Negro).

Según la acusación fiscal, el hombre había perpetrado su ataque entre finales de octubre del 2012 y el 12 de noviembre del mismo año, entre las 12 y las 17:45. Habría sido en el aula de quinto grado, cuando la víctima tenía 10 años.

Allí, hizo tocamientos en las partes íntimas de la alumna, la besó e intento que también ella lo tocara. Es también, por su calidad de docente y su deber de proteger a sus estudiantes, que la pena se ve agravada.

La prueba mayor para el caso fue el propio testimonio de la chica, hace seis años en Cámara Gesell. Allí pudo declarar, con rasgos de timidez producto de secuelas postraumáticas. Esto, sumado a informes de la psicóloga adjunta, dio credibilidad a los hechos, y la desaparición de cualquier sospecha de fabulación.




Comentarios