Este miércoles, los concejales del Frente de Todos presentaron un proyecto de ordenanza para suspender el servicio de estacionamiento medido y pago ante la necesidad de desalentar la utilización del transporte público en el marco de la segunda ola de contagios por la pandemia de coronavirus.

La iniciativa sostiene que “los gobiernos de Nación y Provincia recomendaron que el transporte público sea utilizado únicamente por el personal esencial”

Los ediles manifiestan que el estacionamiento medido había sido suspendido durante el 2020 por varias localidades cuando empezó a regir el decreto nacional de aislamiento social, preventivo y obligatorio.

El proyecto, que aún no tiene despacho de comisión para su tratamiento en el recinto, insta al Municipio a garantizar “la posibilidad de desplazamiento para aquellas vecinas y vecinos que se encuentren autorizados sin poder utilizar el transporte público de pasajeros y que cuenten con movilidad propia”.

En caso de ser sancionada, la iniciativa prevé un plazo de cumplimiento de tres meses desde su promulgación.