Personal de Fiscalización del Municipio y policía desalojaron anoche una fiesta clandestina que se desarrollaba en una casa del barrio Paihuen, ubicada en Luis Bonnat al 2.700.

Cerca de las 23:30 y alertados por los vecinos descubrieron que de la fiesta participaban unas 300 personas, que se vendían entradas, que había personal de seguridad, barra de tragos y hasta un disc jockey.

El organizador del evento fue identificado como Matías Gouric quien no había tramitado la habilitación ante el Municipio y es además el dueño de la vivienda

El evento fue desalojado y se labró un acta contra Gouric.

Fuente: La Nueva.