Según relató Oscar Fernández. Un bahiense hizo público en las últimas horas que desconocidos le usurparon su vivienda e instalaron un geriátrico.


Un bahiense hizo público que en las últimas horas  desconocidos le usurparon su vivienda e instalaron un geriátrico.

Telefe Noticias publicó que según relató Oscar Fernández, dueño de la propiedad, Veronica Castorani le alquiló la vivienda de manera particular en septiembre de 2018 y le indicó que instalaría un “hogar de abuelos”.

Pese a la advertencia del dueño del inmueble sobre las condiciones de la casa y la imposibilidad de habilitarla como geriátrico, la inquilina señaló que Ana Brandán de Región Sanitaria, le cedería la habilitación a cambio de 100 mil pesos.

Una vez realizados el pago del depósito y la mitad del primer alquiler, el dueño de la propiedad la entregó de la llaves de la casa a la inquilina, sin embargo, los garantes nunca aparecieron. “Eso fue lo que yo hice mal”, se lamentó Fernández.

Según el propietario, una vez que Castorani pudo ingresar a la casa, instaló a los once abuelos, al tiempo que cortó comunicación con el dueño de la vivienda.

De allí en adelante y hasta el día de hoy, según indicó Fernández, la mujer nunca más volvió a pagarle el alquiler y asegura entre los vecinos del barrio que esa propiedad la compró.

Por tal motivo, el dueño de la casa inició acciones legales contra Castorani, lo que derivó, un año más tarde, en la orden de un juez de La Plata, la cual dicta el desalojo de la vivienda.

No obstante, Fernández denunció que la justicia de Bahía Blanca hace caso omiso a la solicitud del magistrado.

Asimismo, el propietario manifestó que las condiciones de vida de los abuelos dentro de la casa de Tarapacá al 1.900 no son los apropiados. “Tiran los residuos patogénicos en la calle, le cambian los pañales a los abuelos dos veces por día y le dan de comer polenta, arroz y fideos”.




Comentarios