Así lo manifestó Alan, un distribuidor postal de las oficinas del Correo Argentino. Su bicicleta es el elemento de trabajo con el que, jornada tras jornada, se gana el pan de cada día.


Una bicicletería bahiense le arregló gratis el rodado a un trabajador esencial. Alan hizo un video para agradecer tan noble gesto, ya que es distribuidor postal.

Todo comenzó cuando trabajador de las oficinas del Correo Argentino, sufrió la rotura de su bicicleta que es el elemento de trabajo con el que, jornada tras jornada, se gana el pan de cada día.

Para regresar cuanto antes a las tareas laborales, el joven acudió a la Bicicletería Marchetti (ubicada en la calle Islas Malvinas 1.146) sin imaginar el regalo que recibiría por la importancia de pertenecer a un actividad importante durante esta pandemia.

“Como distribuidor del Correo Argentino, la bicicleta es mi herramienta de trabajo. Se me rompió mi bici, se le partió el cuadro. Fui a la Bicicletería Marchetti para poder armar una nueva y ellos la armaron, totalmente gratis”, indicó Alan en un video.

Los empleados del local comercial colocaron un manubrio con una horquilla nueva, cambiaron las cámaras de las cubiertas, pusieron ejes nuevos de las llantas e instalaron otro asiento. De esta forma, el rodado quedó casi flamante.

“La verdad que se pasaron, es un gesto que uno valora mucho y lo hicieron porque cumplo una función esencial en esta pandemia. Les quería agradecer porque me salvaron las papas”, cerró el joven.

Fuente: Vía/Telefe




Comentarios