El pasado sábado un niño encontró un cráneo humano cuando jugaba en un terreno baldío en la ciudad de Bahía Blanca.

Sucedió en la zona de Felipe Varela al 1.100, donde las autoridades llegaron hasta una vivienda por una violenta confrontación familiar.

En medio de toda la situación, los agentes ven a un menor jugando con un cráneo, que al verlo se dieron cuenta de que correspondía al de un ser humano.

Luego de hablar con el niño, las autoridades se dirigieron hacia el terreno, donde se encontraron con más restos óseos casi enterrados.

Los peritos de la Policía Científica se hicieron presentes en el lugar y más tarde, determinaron que los otros restos pertenecían a animales, y se secuestró el cráneo.

Por el caso se inició una causa por el hallazgo de los restos óseos, con intervención de la UFIJ Nº 7.