“La verdad que el momento en el que nos enteramos que se había perdido la cadena de frío 300 dosis de Sputnik, primera aplicación, lo primero que fue al unísono fue angustia, consternación, tristeza, un montón de sentimientos. Por un montón de esfuerzo, y por un montón de cosas, de entender lo que significa que se inutilicen 300 dosis”, afirmó el director de la UGL XXX, Nelson Sombra, en diálogo con Vía Azul al referirse a las vacunas que se echaron a perder el último fin de semana y que ahora son investigadas por la Justicia Federal.

El titular del PAMI explicó que el lunes llegaron a la UGL y “cuando fuimos a preparar con el equipo de vacunación las dosis para salir encontramos la caja de vacunas arriba de la heladera”.

¿Cómo funcionaba la custodia de las vacunas?

Hay un equipo que hace la custodia de las dosis, más los movimientos de las vacunas donde queda asentado cuantas dosis se retiran, cuántas dosis vuelven. Es todo el movimiento de la campaña de vacunación. Y después está el otro equipo de vacunación que hace la logística y la aplicación. La logística y aplicación se hace generalmente de lunes a viernes, excepto el 27 de marzo que vacunamos 450 personas en Olavarría entendiendo que están aumentando los casos de manera significativa, y ayer martes 336 y excepto por dos lugares que ya están con covid hemos cumplimentado con la primera dosis al cien por ciento de las residencias. Y las 24 horas la custodia es de la policía bonaerense.

Sombra explicó que son cinco las postas de vacunación en Azul y las que llegan a la UGL se trasladan a las 17 localidades “con un listado corroborado 24 horas antes y se aplican”.

Por último, el titular del organismo regional afirmó que “hay dos situaciones a destrabar, si es una negligencia o un delito”.