El titular de la Fiscalia General Departamental Azul, Marcelo Sobrino, destacó el rápido accionar de la Fiscalía N° 16 de la localidad de Tandil especialmente la labor del Ayudante Fiscal de Estupefacientes y Trata, Fabio Molinero, quien fue el primer Agente Judicial en intervenir en el resonante caso de Anabella, la joven que estuvo a punto de viajar a México que se cree pudo haber sido víctima de una red de trata de personas.

Entrevistado por Canal 13, Sobrino, remarcó que se pudo encontrar a la joven rápidamente, porque “todos los actores que intervinieron hicieron lo que tenían que hacer”. Por su parte, Molinero fue el encargado de solicitar las primeras medidas, tendientes a “cerrar todas las salidas posibles”, hubo comunicaciones urgentes con personal de Migraciones, Interpol, y se emitieron alertas migratorias, con el fin de dar con la joven, se dio aviso a la Protex, un organismo que pertenece a la Procuraduría de la Nación.

“Se dio aviso a toda la red Institucional. Eso se logro hacer con una gran predisposición del personal Policial y hubo una respuesta enorme de los Organismos de Buenos Aires. Ninguno se sacó el lazo de encima y actuaron de forma inmediata”, remarcó Molinero.

Una vez que se dio intervención a los Organismos pertinentes, también se giró la investigación a la Justicia Federal a cargo del Juez Federal N°. 1 de Azul, Gabriel Di Giulio, que tomó intervención inmediata el sábado por la noche.