A nivel provincial no hay grietas: Victoria Tolosa Paz encabeza la lista de diputados nacionales por Buenos Aires del Frente de Todos. En Azul no hubo lista única: María Inés Laurini y Nicolás Cartolano buscarán imponerse este domingo dentro del espacio de la oposición en Azul. Sin embargo, la verdadera batalla del kirchnerismo es en noviembre, cuando se midan mano a mano con su rival de Juntos, para poder empezar a soñar con la carrera que buscará que vuelvan a la intendencia municipal.

Laurini y Cartolano, ambos concejales en ejercicio, buscarán retener su banca y seguir trabajando desde el cuerpo legislativo, pero el objetivo mayor es tratar de romper la mayoría automática del bertellysmo.

“Vemos las PASO como una instancia natural que fortalece la construcción del espacio político. Yo desdramatizo la cuestión de la interna, es una posibilidad de fortalecer la base electoral y darle al electorado distintas opciones del mismo espacio político. La característica de nuestra lista es que integramos la representación de diferentes organizaciones o partidos políticos que integran el Frente de Todos, siguiendo la planteada a nivel provincial y nacional. Por eso decimos que es una lista de unidad en la diversidad”, le manifestó Laurini en el inicio de campaña a Vía Azul.

María Inés Laurini presentó su lista de precandidatosFdT | María Inés Laurini presentó su lista de precandidatos

La interna del Frente de Todos no tuvo roces en público, pero sí momentos incómodos: ambos precandidatos fueron disputándose quirúrgicamente las fotos y las visitas de campaña de precandidatos como Tolosa Paz, Eduardo “Bali” Bucca, y el mismísimo gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

“Creo que ha sido una campaña limpia, no hubo agresiones de ninguno de los candidatos hacia las propuestas, ideas, o temas atinentes a lo personal. Lamento muchísimo que no hayamos tenido la posibilidad de debatir entre todos”, sostuvo Cartolano entrevistado por este medio.

Cartolano recorrió VPrens Cartolano | Cartolano recorrió V

A pesar de la disputa dentro de la fuerza, la meta de fondo del Frente de Todos es noviembre. Allí, quien resulte vencedor en la interna buscará medirse contra Juntos para comenzar a proyectar la pelea que se dará dentro de dos años por la comuna.